Archivo mensual: octubre 2010

 

No, no estoy casado. Ni me he separado varias veces. Es más, no tengo ni novio.  Ni gano el pastizal que se embosla ella. Ni soy rubia con extensiones. Ni me he operado la nariz ni las bolsas bajo los ojos. Bueno, mejor será parar de decir las diferencias, porque si fuese la entrada sobre eso, creo que no pararía de escribirlas. Mejor ir a lo que nos une.

Hace años viví una situación semejante a la que ella está viviendo ahora. Podríamos decir sin entrar en detalles que en aquella situación yo era Belén Esteban separada o divorciada o como quieran llamarlo, y la otra persona era Fran que conocía a alguien en ese tiempo y empezaban a “tontear”. Pero las cosas del destino hicieran que yo, Belén, retomara, la relacíon con la otra persona, Fran. Y aquí viene una pequeña diferencia. En el mismo momento en que decidímos retomar la relación, “Fran”, me dijo que había tenido un “algo” con alguien de cuyo nombre no quiero acordarme…

Y a partir de ese momento, entiendo perfectamente las lágrimas de Belén. Su angustia, su no saber si quiere seguir con Fran o no. Todo… Yo tambien dije aquella famosa frase de “seis polvos no van a poder con mi matrimonio”… Pero a la larga si pudieron y la cosa terminó. 6 meses después se ponía punto y final a aquella relación. No exactamente como consecuencia del hecho en sí, pero si que hizo mucha marca, por lo menos en mí.

Belén hablaba de la sensación de que la persona en la que confías se reía de tí a tus espaldas. Mientras que Jorge le decía que eso seguramente eran imaginaciones suyas. Que no por el hecho de que Fran hubiese estado con otra, tendría que dar lugar a que se riéran de ella. De pensar que ha estado en la cama con otra persona que no eres tu. De ver en tu imaginación esa complicidad que sólo tenían hasta ese momento ellos dos.

Hablo de Belén porque todo eso que cuento sobre ella yo lo viví. Y es una sensación horrorosa. Espero que a ella no le impida continuar con su relación, porque la mía la crucificó.

De éste capítulo que cuento hoy, han pasado unos cuatro años. Pero desde hace unos días he vuelto a recordar parte de esas sensaciones malas que llegué a sentir una vez. El nudo que tenía en la boca del estómago cuando todo ésto pasó, ha vuelto al estómago. Y por supuesto que las circunstancias no tienen nada que ver. Ya ves, soltero y entero, y sin relaciones pendientes, ya me diréis la similitud. Pero esa sensación de desconfianza, de desazón. Malestar. Nerviosismo. Por supuesto, celos. Muchos celos. Angustia. Saber que hay alguien que… Saber que hay alguien.

En definitiva. Un grano en el culo.

Por cierto, para los preocupados por mis sueños folclóricos: ya no he vuelto a soñar con ninguna de las grandes. Aunque con lo bien que canta Rocío Jurado ya podía soñar con ella. Recientemente la estrella mas grande del firmamento que ha llegado a mis sueños ha sido un super actor próximamente nominado a los Goya… ¡Mr. Lp!

Que tengan un buen día.


 

Rudy Abel Caceres Tena, Jaume Gassul, Irati Apalategi, Pilar Almárcegui, Laura Martinez, Davide Russillo, Xavi Alvarez, Sergio Garcia Gallegos, M. Rafael Medina, Ana Peris Moll, María de Miguel, Eduardo Bernabé, Javi Blasco, Virgina Ruiz Pe, Antonio Gomez Gomez, Manu RRellano, Paco Sanchez, Jose Maria Martinez, Justo Mederos León, Erica Muela, Néstor Luis Olivera, Merwin Uomo, Águeda García, Violeta Calvo, Mary Muñoz, Paco Castillo, Javier Sevilla, Iñaki Rps, Regina Cachán, Nagore Zapiráin, Gori Mateo, Camilo Moreira, Julio Clares, Javi fer, Antonio Sousa, Miriam Lopez Orta, Ricardo Hoos, Ruth Aguilera, Carlos Alfonso Hedman, Ainhoa Montalvo, Rosa María Ruiz Orós, Silvia Erro, Laura Calvo, Carlos Silva, Sergio Laborda Arjol, Ariel Ale Powell, Gerard Filan, Iñigo Oderiz, Basilio dela Pena, Izas, Isra Suarez, Leire Goñi, Omar Rolo Luis, Vanesa Zubiaga, Ana Matillas, Eva Vila, Naiara Ruz Expósito, Manuel Custodio Gimeno, Juan Rpl, Jonathan Dominguez, Joseluis Pino Lopez, Matthew Balboa, Laura Migue, Carlos Gil, Silvia Ruiz de Francisco, Loki Diego Mad, Begoña Bergua Sanchez, Miguel Alcutén Valdearcos, Pablo Padrón, Jose Luis San Nicolás, Joaquín Yoldi Ortigosa, Roberto Carrero Cano, Daniel Amorin Fernandez, Leticia Mur Palús, Moisés sin mas, Emma Aguilera Merino, Francesc Viñas, Andres Hita Urdiain, Lourdes Lopez Dominguez, Jose Angel Ollo, Javier Casado, Mayte Alegria Oliva, Marcos Alameda, Alvaro Quintana, Jonan Mendinueta, Jose Antonio Dueñas, Manuel Lopez Dominguez, Eloy Chicote, Vanessa Gil, Miguel Angel Baraldes, Al Cas, Iñigo Iglesias Herreo, Vanesa Rodriguez, Sonia Fuentevilla, Ramón Hernandez Salinas, Ivan Castro Fernandez, Mauricio Albisua, Juanjuelo, Josu Aingeru Montejo, Joel Mendoza de Armas, Jose Luis Garcia, Sebastián Azkoitia, Alan Valven, Manuel Lopez Dominguez 2, Xuso Josep, Alberto Lopez Garcia, Javier F Martin, Luis Valencia, Rafael Castejon Torico, Miguel Angel Perez Acosta, Javier Yebénes, Franky Ruiz, Mercedes Peciña, Mark Glover, Salva Escudero, Pedro Bujanda, Azucena Diest, Pedro Martín, Amaia Dominguez, Iker, Diego Urueña, Dulce Asensio, Luismi Bernal, Juanjo, Jose Miguel Marcén, Ainhoa Mesa, Ruth Lopez de Dicastillo, Javier Lp, Amado, Vanesa Bernal, Leo Marcos.

Mi mami, mi papi, mi hermanilla, mi cuñao.

Mi soletes: Aimar, ay mi niño, y Pablo.

El resto de mi familia, mis tios, mis primos.

Mis compañeros de trabajo, del barrio.

Los clientes.

Muchas gracias a todos y cada uno de los que en el día de hoy, habéis perdido aunque fueran 10 segundos en acordaros de mi.

Escribiendo una línea en el facebook, o hablando por teléfono.

Cualquier momento, aunque mínimo dedicado a mí es digno de mencionar.

Los 30 llevan conmigo todo el día, y estoy estupendo.

No puedo pedir mas, si lo hiciera, sería egoísta.

Muchas gracias a todos los que compartiero mi día.

Un beso enorme.

Y…

¡¡¡ GRACIAS!!!

(Si alguien llega después de publicar, lo añadiré)

Eva Villorejo, Jose Bello Echenique, Jose Ruben Alcantar, Idoya Zalba, Danix, Maite Goñi, Kar, Erkuden, Susana, Alberto P, Susana Asiain.


30

 

Empiezo con resfriado, quizá los 29 los empecé así. Con sueño, frio y picor en la garganta. De preguardia, sin afeitar, sucio, en pijama y con la casa desastrosa. Me vendo bien, ¿no?

Empiezo una nueva década, termino un año especial. En el que conocí gente nueva que ahora resultaría imprescindible a mi alrededor. Los 29 me llevaron a una isla como un paraíso. Los 29 me acercaron a Bilbao e hicieron que la distancia que nos separa parezca mínima. Los 29 me acercaron a personas que años anteriores me habían separado, Sra. Mur. Me reencontraron con amigos de siempre, que aunque pasen los años y lo habitual sea otra cosa, hace que te des cuenta que los amigos siguen siendo amigos a pesar de los pesares. De otra forma, sí, pero amigos. De los amigos que no comparte lo cotidiano pero que comparten un lazo invisible que hace que no se rompa, ¿verdad Lily?

Paseos por las calles de Las Palmas, de Bilbao, de Valderrobres viendo como una de mis mejores amigas cumplía el sueño de su vida. Calles de Zaragoza, de Mundaka, de Guernika. Los 29 me dejan muchos abrazos dados, aunque los 30 me abren muchos nuevos por dar.

Y empezaré por los de aquí, porque sin los cotidianos no soy un renglón torcido. Sin mis individuos no estaría tan torcido como estoy, así que los abrazos de los 30 ya he comenzado a dárselos con los 29. Las Vegas los conoce, Prada tambien… Nuestra última cena por que sí fue la despedida a un año estupendo. Quejoso o quejica, pero estupendo.

No soy un chico triste aunque a veces lo esté. Solo sueño cosas que la mayoría de las veces no se cumplen. Pero no es tristeza, es perseguir un sueño. Una utopía, ¿verdad Nicanor el anciano? Seguiré tras ella y mientras tenga ganas y cosas que contar, seguiré escribiendo por aquí lo que se me pase por la cabeza.

Mi día acaba de llegar, son las 00.00h. aunque oficialmente hasta las 2.35h. de la madrugada no vine a éste mundo. Éste mundo que sigo pisando con pasos firmes. A veces cojos, pero en cuanto puedo firmes. Más calvo, con alguna arruga más pero siempre de reirme todo lo que pueda y mas. Con mas pelo en el resto del cuerpo, con un nuevo tatuaje que llegó hace casí un año. Alguna cicatriz nueva tambien propias de mi oficio. Pero como siempre, sin ningún cambio mas evidente.

¡Sigo estando soltero y desaprovechado! Hay cosas que no cambian, desde luego. Empiezan otros años, muchos dicen que los mejores que me quedan por vivir. Sinceramente, hoy que tengo los 30, ¿sabéis una cosa?

¡Me encantan!

¡Felicidades Javi!

El Renglón Torcido, 2400 30 185 15 12…


Hoy no escribo donde siempre. Hoy mi silla ha cambiado y estoy en un salón familiar, pero no el mío. Hay sonidos familiares, olores familiares, todo es conocido, menos el teclado desde el que vuelvo a torcerme. Pero de ésta circunstancia no hablaré más.

No voy a competir. No porque creo que no me merezco entrar en una lucha de la cuál seguro saldría perdiendo. Hace poco, el finde pasado, alguien que no veía hacía bastante tiempo se acercó a mi, me dio un par de besos y se dirigió a mi diciendo “Hombre, Javi, el chico triste”… Y realmente pensé, ¿esa es la imagen que proyecto de mi con los renglones? Curiosamente, al día siguiente, o a las horas de aquella frase, otra persona se señalándome, dijo “tu no has parado de reírte en todo el tiempo que te he estado viendo”…

El chico triste o el que se ríe. Se me da mejor expresar las tristezas que las alegrías, y quizá por eso pueda dar la impresión ¿equivocada?

Tal vez no sea tan equivocada. Me preguntan que cuente que me pasa o por lo menos que lo explique, pero no lo haré. Hay cosas que es mejor guardarse para uno mismo para no entrar en competencias como he dicho al principio. Y si algún día me pillan pedo, quizá se me vaya la lengua, pero de momento creo que estoy mas guapo callado. Triste igual, pero callado.

No hay indirectas, no hay mensajes subliminales. Aunque quizá alguien pueda leer entre líneas algo. De eso se trata, no hay que darlo todo masticado para dejar abierto el corazón o los sentimientos de par en par. Aunque penséis lo contrario, me cuesta explicarlos. Así que las interpretaciones quedan para gusto del lector, ya que yo no explicaré mucho mas de lo que he hecho hasta ahora.

De vez en cuando leo un blog, Gay a los 30… Quizá en breve cambie el título al mío y pase a llamarlo un Renglon sigue Torcido a los 30… Bonito nombre, porque éste Renglón no tiene pinta de enderezarse próximamente. Incluso diría que cada vez andamos mas torcidos. Igual el día que llegue ese bonito número 30, lo vea todo de otra manera.

Igual ese día dejo de ser el chico triste.


 

“Los hechos y comportamientos humanos se repiten. Pasan los siglos atravesados por guerras, traiciones, explotación del hombre contra el hombre y nada cambia. ¿Por qué el ser humano no aprende?

Antiguamente los “ancianos del lugar” eran respetados y los jóvenes aprendían de sus palabras. Ahora nos venden la eterna juventud, es decir, todos tenemos que ser jóvenes porque si envejeces no eres útil. Intentaremos desmentir semejante falacia.

Pero lo más grave de esta manera de concebir el mundo es que todo lo que vas aprendiendo con la edad no se transmite de generación en generación y cometen los mismo errores. ¡Así estamos!

“Paren en mundo” pretende pararlo con 7 ancianos y ancianas centenarias durante 70 minutos y con 50 personas que han decidido venir para hablar de temas que nos conciernen. Conversar y razonar para recuperar la humanidad perdida. Sólo eso.”

Simulacro Teatro

Pues sólo eso no. Son risas, muchas risas. Hacen que tu mente se de cuenta de cosas que a priori sabas por sentado. Como decía una de los ancianos, pensemos en el principio de la causalidad. Causa, efecto. Muchas veces lo que pensamos que es una causa que conlleva al efecto es primeramente un efecto de algo anteriormente pasado. Pero eso no lo vemos, así que abrámos mas los ojos.

Mereció la pena ir a Bilbao aunque sólo fuera para 3 horas y ver la obra que presenta ésta compañia de teatro. Mereció la pena porque cuando algo te hace sonreír aunque sea por una milésima de segundo, es bonito. Y ellos lo consiguen durante toda la obra.

 


 

 

Lolita Flores, un carromato, fiestas de ¿Burlada?, un piso, una celebración, mis amigos de zaragoza, una plaga de langostas, spray para abrillantar el suelo, un iPhone, una cartera, una carrera, un amigo del instituto y un tonteo.

¿En que otro lugar del mundo se puede mezclar todo esto? Pues donde va a ser, en un sueño producido por mi cerebro transtornado, evidentemente. Creo que quizá deberia empezar a preocuparme, mas que nada por el tema de las folclóricas. Porque después de mi sueño con Marta Sanchez y Charo Reina, ahora soñar con Lolita, creo que muy normal no es. Y sí, pienso que Marta Sanchez cada vez se está volviendo mas folclórica y no precisamente por su música. Inciso, eso sí, tonta no es a la vista de la nueva presa que se ha echado por novio, nos ha jodido…

Eso si, me he levantado sin agujetas ni nada. Porque la carrera que me he pegado cuando he visto a Lolita subida en un camión carromato, ha sido de órdago. Tengo que decir, que en mi sueño por lo menos, Lolita ha sido muy amable conmigo. Le he preguntado por cómo estaba, le he dicho que estaba muy guapa, y me ha dado dos besos y un abrazo enorme. Anda que ya me vale… Casi da hasta vergüenza escribir ésto, jajaja. 

La cuestión es que cuando volvía de ver a Lolita, que tambien he vuelto corriendo, me he dado cuenta de que en los bolsillos de mi pantalón no estaba ni mi móvil nuevo, ni mi cartera. Mientras corría, me tocaba la pierna y notaba que ahí no había nada. Pero el susto pasó cuando llegaba a donde estaba, creo que mi familia, y veía que las dos cosas estaban encima de un coche. Así, seguridad y cuidando las cosas bien. Ya me vale. 

Luego me he teletransportado a un piso repleto de mis amigos de la facultad, supongo que por el reciente viaje juntos a una boda. En él, todos mezclados, nos disponíamos a abandonarlo cuando vimos que en el exterior había una plaga enorme de langostas, y no se nos ocurre otra cosa que abrir las ventanas de par en par y zarandear un trapo. ¡Menuda abalancha de bichos han entrado por la ventana! Eso si, yo muy listo y audaz, he cogido el spray abrillantador de la mopa y las he fumigado. Jejeje. Aunque creo que ésto último si que lo he hecho en verdad, pero con un avispero en la ventana del salón de mi casa. En fin, que muy listos no fuímos al abrir las ventanas y zarandear el trapo. Creo que tantos años de estudios, no nos han sentado bien a ninguno ni tan siquiera en sueños.

Y por último, de repente llega a mis sueños un amigo del instituto, pongámosle Señor Rojo, PeliRojo, para no dar mas detalles, jejeje. Que fácil. Y con el me traslado al interior de un autobús, el cuál tambien iba de boda. Uy, creo que tengo un problema  con las bodas…. Jajajaja. Pues eso, yendo de boda los dos en el autobús, empieza a suceder algo de cuyo nombre no quiero acordarme y….

¡Riiinnnnggggg!

¡Mierda! ¡Ya es la hora de levantarse!

Manda huevos, tengo que pasar por Lolita, langostas, pérdidas, carreras y sprays de mopa, y cuando llego a lo más interesante tengo que levantarme. Subconsciente, me debes un sueño.


 

He recuperado mis acentos, y con ellos, las ganas de puntualizar. Ahora puedo hacerlo literalmente y sin sufrir una úlcera de estómago por ello. Hoy vuelvo a tener inspiración, vuelvo a sentir que las cosas fluyen a través de mi mente, aunque como he dicho hace poco, a algunas de ellas todavía me cuesta seguirle la pista.

Hoy, día del Pilar, felicidades a todos los Maños, Pilares, etc. Hoy día familiar, día de descanso, día de desconexión, día de reflexión.

Familiar porque las cosas cuando se pueden hacer bien, siempre es mejor hacerlas. Porque en el momento en el que se hacen mal, sucede que mucha gente que no tiene que pasarlo mal, lo pasa innecesariamente. No hace falta dejar que todo crezca crezca y crezca hasta que no hay por donde cogerlo y en ese momento pedir una ayuda de la manera menos adecuada posible. El que quiera higos, que suba a la higuera. Si  no puedes, no lo hagas. Siempre es mejor eso que hacerlo y después darse cuenta de que no podías y pedir ayuda.

De descanso, porque hoy no ha habido ningún tipo de ejercicio ni físico ni mental. De desconexión, porque después de unos cuántos días sin trabajar a uno casi se le olvida a lo que se dedica.

Y de reflexión, porque… Porque… Creo que el periodo de reflexión debe continuar. He aprendido que hay cosas que es mejor no sacarlas en caliente. Aunque por otro lado alguien recientemente me ha dicho que las cosas bonitas es mejor decirlas, sin tener miedo, porque siempre es bueno contar si es bonito. Pero no soy capaz. Estoy viviendo algo que he vivido hará unos seis meses, y se que no es el momento de decir ni hacer nada porque lo que pudiera decir hoy sería una locura mañana. Y para locuras ya está el mundo bastante loco.

Los números siguen bailando. Las fechas, las horas, los momentos para hacer cosas. Una simple hora compartida no haciendo nada. Parece que el calendario marca 31 de diciembre y el resto ya pasó. Y yo sigo aqui con 29 años y casi olvidando que dentro de poco cambiaré de década para no volver a pisarla nunca mas.

¿Cúantas cosas pueden cambiar de aqui a que termine el año? Quizá todo siga igual que como está ahora. No, quizá no. Algo si ha cambiado y es la forma en la que afronto las cosas. La forma en la que me plantéo las situaciones que me toca vivir, decidir y afrontar. Gracias o por desgracia, un buen día se me abrieron los ojos, un fatídico 5 del séis, en la que unas 2400 razones me abrieron la mente un poquito mas y ver la vida a través de los demás.

Hoy espero que algo cambie, no de inmediato. No mañana, pero si que lo espero. No lo comparto, pero lo espero. Si se produce, vendrá contado en un Renglón menos torcido de lo habitual. Y si no sucede, seré un idiota que escriba cosas de belleza, verdad, libertad y amor, como escribí la primera vez que escribí un renglon torcido…