Archivo mensual: octubre 2012

El Renglón Torcido

Una hoja, un pincel… y mientras tanto

 

Cuando el silencio se transforma en el latir de dos corazones, alternando o al unísono.

Juntos o separados.

Cuando las palabras, que saldrían a través de nuestros labios,

pueden ser palabras enmudecidas pronunciadas simplemente con una sola mirada.

Entonces no hace falta mas que la certeza de la sabiduría.

El descanso del alma.

La paz que conlleva el conocer lo que tienes a tu lado.

Y valorarlo como siempre lo hacemos.

Cuidarlo, conservarlo.

Sentirlo.

Y mientras tanto nuestras vidas se solapan formando sólo una en la que hay dos actores viviendo y pintando batallas a nuestro gusto y como los dos sabemos. Unas veces es uno el que tira, otras es el otro el que pinta.

Juntos desde que quisimos, juntos desde que pudimos.

Y con esa vida, juntos seguimos.

Hoy vivo con la tranquilidad de lo ganado con el paso de los dias, meses y ya años.

Seguro de los pasos dados, firme con los que doy e ilusionado y tal vez soñador con los que puedan llegar.

Veo marcos sin llenar, veo hojas por pintar.

Hojas por escribir.

Y caminos por recorrer.

Historias por contar, escritas en mi memoria. Momentos vividos, juntos, imborrables. Paredes de alabastro que muestras siluetas a la luz de la noche cerrada bajo nuestras estrellas. Rincones de paz a los que hemos accedido, juntos. Tu y yo.

Nuestros rincones de fuga.

Nuestra paz buscada. Lejos de miradas. Lejos de todo.

¿Cerca de nada?

No, cerca de nuestra alma.

Veo pinceles por usar y renglones por hacer.

Una vida que vivir como tu y yo sabemos hacerlo para así poder llegar algún día, recorriendo mi camino de baldosas amarillas, a nuestra ciudad de las esmeraldas.

Una esmeralda en mitad del camino es una señal de que seguimos caminando.

Una certeza de que los pasos que estamos dando nos llevarán a donde siempre hemos querido.

Sr. Pintor, ésto es para tí.

Porque tu decoras mi vida y cuidas mi corazón, haciendo que sonría y sienta mas fuerte cuando en cada momento del día me acuerdo de ti.

Te quiero, es así.