“Los hechos y comportamientos humanos se repiten. Pasan los siglos atravesados por guerras, traiciones, explotación del hombre contra el hombre y nada cambia. ¿Por qué el ser humano no aprende?

Antiguamente los “ancianos del lugar” eran respetados y los jóvenes aprendían de sus palabras. Ahora nos venden la eterna juventud, es decir, todos tenemos que ser jóvenes porque si envejeces no eres útil. Intentaremos desmentir semejante falacia.

Pero lo más grave de esta manera de concebir el mundo es que todo lo que vas aprendiendo con la edad no se transmite de generación en generación y cometen los mismo errores. ¡Así estamos!

“Paren en mundo” pretende pararlo con 7 ancianos y ancianas centenarias durante 70 minutos y con 50 personas que han decidido venir para hablar de temas que nos conciernen. Conversar y razonar para recuperar la humanidad perdida. Sólo eso.”

Simulacro Teatro

Pues sólo eso no. Son risas, muchas risas. Hacen que tu mente se de cuenta de cosas que a priori sabas por sentado. Como decía una de los ancianos, pensemos en el principio de la causalidad. Causa, efecto. Muchas veces lo que pensamos que es una causa que conlleva al efecto es primeramente un efecto de algo anteriormente pasado. Pero eso no lo vemos, así que abrámos mas los ojos.

Mereció la pena ir a Bilbao aunque sólo fuera para 3 horas y ver la obra que presenta ésta compañia de teatro. Mereció la pena porque cuando algo te hace sonreír aunque sea por una milésima de segundo, es bonito. Y ellos lo consiguen durante toda la obra.

 

Anuncios