Archivo de la etiqueta: anatomia de grey

El Renglón Torcido

 

Pasemos página de un día no demasiado bueno.

Sin barba, descubierto.

Sin una identidad reconocida cuando me miro en el espejo. ¿Quién está ahí detrás? ¿Quién está delante? Las circustancias de la vida, las coincidencias hacen que todo se acumule en un mismo instante. Ese instante en el que huyes.

Una fecha señalada en el calendario que deja de ser señalada.

Un día, un solo día.

8 de Septiembre.

En el que mi rostro vuelve a ser el que era gracias a la medicina, y dolorido gracias a ella.

Y después.

Después nada.

Ahí termina la señalidad del día. No hay nada mas. No hay celebraciones, no hay sonrisas. No hay fiestas. Y si hay sonrisas, me duele el labio por mi visita al médico, asi que ¿para que reir?

Esa es la historia.

Poner la banda sonora que acompaña hoy a mis renglones, leedlos con ella.

Las líneas que hoy recorren mi cara, hablan de historias vividas, de quien soy. Y hoy se ven mejor que nunca. Me miro en el espejo y ahí estoy yo. Sin barbas, sin nada que me oculte.

Yo.

Elimino los días señalados del calendario. Veo recuerdos en casa que hablé hace unos días de sacar de la recámara, y sin embargo siguen en ella. En las estanterias, en las paredes, delante de mi.

Si las marcas de mi cara recuerdan quien soy, y lo que he vivido, ¿por qué hoy no veo nada en ellas?

Y todo lo veo a través de las fotos que tengo delante del ordenador mientras escribo. A través de papelitos en los cuadros de mi baño. Mediante los adornos que llenan las estanterías de mi dormitorio.

Hoy se van. Han desaparecido y tenía que ser hoy. Miro y en las fotos estoy yo. Miro y en las fotos está mi orquesta, en la que están individuos, los viejos, los nuevos. Miro y en ellas está quien pone letras a mi vida, Araian. Miro y todas las lineas de mi cara hablan de historias de quien soy, de donde estoy.

Yo tengo muchas cosas que contar aunque a veces me cueste empezar. Y mas últimamente que ando con pies de plomo a la hora de escribir, o por lo menos al empezar. La libertad para expresarme a veces es difícil. Las autocensuras no son buenas y tambien hay veces que es mejor guardarse las cosas para uno mismo.

Al final hoy si fue un dia señalado.

Por mi rostro marcado.

Por mirarme a la cara y ver quien soy.

Por volver a caminar entre mis paredes siendo yo.

Por ser capaz de guardar cosas en un cajón que pensé nunca podría guardar.

¿Y ahora que?

No estoy contento, ni mucho menos. Ni alegre, ni feliz. Mas bien todo lo contrario. Después de una semana extraña, de encuentros y desencuentros, me refugio en mi director. Ese del que tanto hablaba y que ahora duerme bajo mi mismo techo. Siempre antes de dormir, voy al salón y lo miro.

Sr. Director. Bienvenido a casa.

 

 


 

“Para diagnosticar correctamente, los médicos cambian constantemente de perspectiva. Partimos desde el punto de vista de los pacientes. Aunque normalmente, no tienen ni idea de lo que les pasa. Vemos al paciente desde todos los ángulos posibles. Descartamos posibilidades y buscamos información, intentando averiguar qué va mal.

Nos piden segundas opiniones, esperando que veamos, algo que quizá a otros se les haya pasado.

Para el paciente, otra perspectiva puede suponer la vida o la muerte. Para el médico, enfrentarte a todos los que estaban allí antes que tu.

Tras escuchar todas las opiniones y considerar todos los puntos de vista, por fin encuentras lo que buscabas.

La verdad.

Pero con la verdad no acabas. Empiezas otra vez. Con un montón de preguntas nuevas.”

 

Anatomia de Grey, Capítulo 6º, 6ª temporada

A 10 horas…


  

 

“En la facultad tenemos cientos de clases en las que nos enseñan a combatir la muerte.

Y ni una sola de como vivir…”

 

Vuelve anatomía de grey. Vuelve mi válvula de escape.


He pasado de un verano de sequía a no tener tiempo ni para dormir. Llega Septiembre, comienza el curso y comienzan todos los programas por los cuales mi sofá tiene un hueco en el que aposentar mi culete (ese que algún energúmeno dice que no me lo lavo).  De estar completamente perdido en la isla de Perdidos, llegué al final de la cuarta temporada y estoy en periodo de desintoxicación. Necesitaba desconectar una temporada para volver a retomar la quinta con ganas. Eso sí, tampoco se puede dejar pasar demasiado tiempo, porque se empiezan a olvidar cosas y no es plan. Y ahora que hemos aparacado a Lost Lost, me llueven programas… ¡Aleluya!

gh11

El pistoletazo de salida lo dió Gran Hermano 11, con su Mercedes Milá defensora de las hortalizas nacionales y rizando el rizo con la casa espía y la casa 11. Por lo demás, se siguen cumpliendo tópicos. Heterosexuales guapos, jovenes con hormonas disparadas dispuestos a emparejarse. ¡Ya tenemos edredoning servido! Luego nos vamos al grupo de homosexuales. Tambien un clásico de Gran Hermano, en este caso tendremos una pareja de lesbianas y a un transexual. Cupo hecho. Y como siempre faltan los frikis de turno, como en este caso a nuestra amiga Rebeca. En Gran hermano 12 veremos a Individuo Prada, que con él ya cumplen en requisito friki y por lo menos a ver si se nos hace millonario y nos saca de pobres a los demás. Bueno, el espectáculo está servido y yo enganchado.

fama2la6

Después ha llegado Fama a Bailar. Pensé “bua, la 3ª edición no me enganchará”… Sí, claro, como si no me conociera lo suficiente o como si estuviera engañandome a mi mismo. Vi los casting y hoy he empezado a ver el primer programa. Por razones contundentes, no puedo ver el programa entero (es lo que tiene el trabajo). Pero he visto lo suficiente para saber que lo seguiré siguiendo, valga la redundancia. ¿Y hoy que se ha visto? Un chulillo pera italiano que tendrá un cuerpo estupendo, y siendo consciente de él, lo luce en cuanto puede… Algún nuevo bailarín que apunta alto.  ¡Y un nuevo profesor que ya le dejaría yo que me limpiara el culo! ¿Verdad Eri? Y dado que la entrada más vista de la historia de mi blog por el momento se debió a una sobre Fama 2 y Nito, seguiremos dando la puntilla y escribiendo sobre el programa.

raquel-cuatro

Anoche tambien viajamos a través del gran continente asiático hasta Pekin, donde esta vez en lugar de nuestra Paula nos eperaba Raquel. Empezaba Pekin Express, la ruta del Himalaya. Muy alto está el nivel del año pasado, tras el paso de las gemelas y lo lacrimógeno del asunto. Desde aquí espero que Idoia esté bien y si alguien sabe algo que me lo diga. Pero bueno, ayer ya empezamos a ver cosillas nuevas e interesantes. Desde los policías de Coslada sin paciencia y la madre-hija cuya niña no hace más que llorar, hasta la pareja gay (típica) strippers, que recrean una imagen de las parejas homosexuales un poco llevada a los tópicos habituales. Darán juego, eso sí. Teníamos representación navarra, pero se vinieron para casa a la primera. En fin… Sin comentarios.

fibrilando

Y por último Fibrilando… Los chicos de Cámera Café, se transladan con los mismos nombres y el mismo escenario a una residencia médica privada. Las mismas situaciones ridículas e inimaginables llevadas ahora a un terreno mas próximo al mío. Me hicieron reír y mucho. Lo único que noté es que se me hacía muy raro verlos ahora en ese cambio de personajes, pero supongo que será cuestión de tiempo que nos vuelvan a encantar como lo hacían en la anterior. Creo que merecían el cambio, porque tarde o temprano las historias de oficina se terminan. A ver que tal se les da la medicina.

Así es la televisión del otoño. Y llegarán Hospital Central, Anatomía de Grey, quizás Cinco Hermanos… Bufff, voy a tener la agenda muy apretada, aunque siempre estoy abierto a planes mejores como cañas, cine y salidas varias con individuos y otras gentes… Cualquier cosa televisiva es sustituible 100% por encuentros interesantes con personas más interesantes. Eso si, el plan tiene que ser bueno, si no, no hay plan.

Todo es proponerlo, ¿alguien se anima?


anatomiadegrey5_bluray

http://www.youtube.com/watch?v=cbHCclQhAEY&feature=related

“La cabeza alta… Luchaste, amaste, perdiste… La cabeza alta” 

“Somos humanos, cometemos errores. Tomamos decisiones incorrectas, pero cuando un cirujano se equivoca, no es tan sencillo. La gente se hiere, sangra. Asi que luchamos con cada punto; agonizamos en cada sutura porque los juicios precipitados, las decisiones que tomamos sin madurar, son las que nos persiguen eternamente.”

“Creo en el cielo y tambien en el infierno. No los he visto pero creo que existen. Tienen que existir. Porque sin cielo o sin infierno, iriamos todos al limbo. “

“Nadie sabe donde vamos, ni lo que nos espera. Pero lo que si sabemos a ciencia cierta es que hay momentos que nos llevan a otro lugar .”

” Momentos celestiales en la tierra. Quizá por ahora es cuanto necesitamos saber.”

Un jueves más, unos llantos más.

Así es la vida.