Archivo de la etiqueta: 2009

 

Hoy tocan canciones, mira tu por donde.

 Dos distintas en dos épocas diferentes.

Un mismo grupo pero con dos voces distintas.

Una triste y otra alegre.

Dos mismos sentimientos en un mismo día, y para ello se usan canciones.

Levantan el ánimo o hace que te balancees en sus notas con tu tristeza.

Hay momentos en los que solo escuchando una melodía consigues sonreir. 

Muchos momentos que omitimos, pero que al recordarlos el corazón late con mas fuerza.

Y otros muchos que nos obligamos a olvidar porque el corazón late con mas fuerza pero no por alegría sino por todo lo contrario.

Ni una es mejor ni la otra es peor.

Y no hablo de las cantantes.

Cada cuál en su lugar.

Y yo intentando encontrarlo aunque a veces me pierda.

El Renglón Torcido, 4 a.C.

 

 


Han pasado 20 horas desde que entrara el nuevo año. Exactamente 20 horas y 7 minutos desde que por un año y pese a discusiones familiares, las campanadas fueron vistas en una cadena que no era televisión española. Belén Esteban pudo mas que Anne, he hizo que la constumbre arraigada en mi casa de siempre terminar con la número uno, nos llevara al azul electrico del vestido de la princesa del pueblo.

Un día tranquilo debido a la cantidad de ibuprofenos que lleva mi cuerpillo serrano. No solo por la resaca del copón que puedo tener encima, sino tambien por la congestión nasal y sinusal que lleva conmigo desde mi reciente viaje a Zaragoza. Los días uno de enero son así, familiares, resacosos y reptativos… Repto del sofá al grifo a por agua, y viceversa.

Las campanadas pasaron y dieron lugar a las prisas para disfrazarse. Inciso: ¡¡¡Como coño podéis las mujeres aguantar pintaros la raya del ojo sin llorar!!! ¡¡¡Pero si es horroroso lo que escuece!!!

Del disfraz, a bailar y de bailar, a reirme como hace mucho que no me reía. Cerveza y más cerveza, besos de feliz año y cuando la noche terminaba o el día empezaba a dormir. Lo que pasó o dejó de pasar, eso queda para mí.

Y después de toda esa noche, llega el día… El día de volver a decir NO VUELVO A BEBER NUNCA MAS. Seré mentiroso… Mentiroso y repetitivo, porque todos los días de resaca digo lo mismo.

Así ha pasado el día, al que le quedan ya pocas horitas. El resto ya está vendido, sofá, manta, agüita fresca y buen cine. Por cierto, impresionante Celda 211.

Comienza un nuevo año, ha empezado muy bien, veremos como termina… Esperemos que mejor.


Se termina un año y lo despido escribiendo después de unos dias sin hacerlo. Adiós a un año que ha supuesto el nacer de este pequeño Renglón Torcido.

Ese año en el que el Facebook forma una parte casi esencial en nuestro modo de comunicación. Gracias a él, volvimos a juntarnos viejos amigos del colegio para rememomar azañas lejanas. Y así como el Facebook consiguió esa reunión, mi Marta Sebas Guille y los demás consiguió otra reunión, ésta más cercana pero incluso más intensa que la primera.

Un año cargado de ilusión, de catarros, de risas y de borracheras. De ilusiones y desilusiones plasmadas en pequeños pasajes escritos aquí.

De tristezas y pérdidas que hacen que de repente pongamos los pies sobre la tierra y pensemos que lo que realmente importa no es ni lo que tengo en el banco a fin de mes ni que voy a hacer el próximo fin de semana.

El 2009 se termina, cerramos una década, para adentrarnos en el maravilloso mundo de los 30 años. La treintena viene con la década  y las historias vendrán con el día a día.  Gracias a todos los que comparten mis rutinas, a mis individuos por aguantarme, a mi familia por quererme como soy. A tí que estas leyendo estas lineas y ni siquiera me conoces. A todos aquellos que han inspirado mis historias. Kar, el chico del garaje, individuo Prado, los chulazos playeros… Muchisimas gracias por compartir minutos a mi lado.

A los que están lejos, en islas lejanas, en rincones de la victoria, en salamanca, segovia, extremadura, valencia, argentina, soria… Y no tan lejos, Zaragoza, siempre en mi corazón.

Yo los seguiré compartiendo en éste pequeño rinconcito.

Feliz 2010 a todos.


5 de Agosto de 1939

LAS TRECE ROSAS

Que éstas palabras sirvan para recordar a todos aquellos que cayeron en defensa de las libertades que hoy disfrutamos todos.

Siempre nos han dicho a los de mi generación y unas cuántas antes, que hemos nacido en una época en la que tenemos todo hecho. Vivimos en libertad, en democracia y pudiendo expresarnos como nos plazca. 

Hablamos sin tapujos de si los de la derecha o la izquierda lo hacen bien o mal o todo lo contrario. Nos posicionamos sobre si la Familia Real deben o no estar donde estan. Opinamos sobre las leyes, la justicia, alcaldías, ladrones, policías.

Manifestamos nuestras ideas sin ningún temor, o como mucho, pensando en que a alguien pueden no gustarles. Pero siempre podemos debatir si llega el punto, y mediante argumentos, podamos llegar a un entendimiento.

Nos manifestamos. Sobre lo que sea y nos venga en gana. Manifestación a favor del aborto, en contra del aborto. A favor de los matrimonios homosexuales, a favor de la familia católica. En contra de las guerras, a favor de la retirada de tropas de países extranjeros en guerra.

Podemos expresarnos, en LIBERTAD.

Si que es cierto que mucha gente de mi generación, sabemos que hemos vivido en los nuevos años libres. Sin dictaduras, sin represiones, sin fusilamientos.

Gracias a Dios o a quien haya que darle las gracias, nuestros abuelos, bisabuelos o para muchos puede que padres lucharon o levantaron la voz por algo que creían que no estaba bien. Pero parece que eso hoy en día ya se ha olvidado.

Hoy he visto “Las 13 Rosas”.

Una película tan desgarradoramente real, que es imposible que deje indiferente a nadie.

La crudeza de la historia hace que de un carpetazo aparques todos los posibles problemas que puedas tener en ese momento en la cabeza para abrir los ojos y pensar que como ahora vivimos es un lujo comparado como vivían hace 70 años. Nos quejamos de cuantísimas chorradas, cuando en aquel entonces morían por defender la libertad.

Una historia tan real y tan dura que hace ver la sociedad en al que vivimos ahora se debe a personas como aquellas que en su día nos dejaron para que ahora fueramos libres.

Una película impresionante para mi filmotéca.

Una historia que todos debiéramos recordar.

Quizá no sea una entrada demasiado bien escrita, si es así, perdón. Ahora mismo tengo tal nudo en la garganta, que lo único que me sale es ésto y así lo dejo.

 


Pekín Express, La Ruta del Himalaya, acaba de poner punto y final a su andadura. Aún ando con los ojos lagrimosos porque soy así de moñas. Carmela y Antonio han ganado, pese a la incredulidad de “los Merino” y aún y todo siguen afirmando que son mejores en todo. No pongo en duda que sean mal altos, mas listos, mas rapidos, mas todo lo que quieran. Pero Carmela y Antonio han ganado.

Nos han hecho reir, la mayoria del tiempo reir y reir. Pocas veces se han venido y abajo. Y si lo han hecho, no ha sido delante de las cámaras. Su simpatía, su manera de ser, “los paletos” como “los Merino” los definian, se han metido a todos en el bolsillo. Y lo que es mejor, se han metido 35.000 euros para tapar muchos agujeros como decía Antonio  que tenía que tapar en el pueblo.

Nuevos ganadores, Enhorabuena. Me he emocionado con ellos, y que algo te emocione en ésta vida y te provoque sonrisas, lágrimas de felicidad o carcajadas, es lo mas bonito que te puede pasar.


A petición de un Facebook-amigo, y dado que por ahí no se puede ver la traducción de la parodia de Lady Gaga y Beyonce, aquí está la traducción, copiada de la página de los40.com.

BEYONCÉ: “Con este vídeo quería hacer algo que fuera más allá que mis anteriores clips”

LADY GAGA: “Algo feroz, vanguardista, noir”

BEYONCÉ: “Para ello, decidí grabarlo en un estudio y llevar un body viejo y sucio”

LADY GAGA: “Cuando haces una canción sobre un teléfono, tienes un inmenso flujo de posibilidades creativas para elegir”

BEYONCÉ: “Y Lady Gaga es muy creativa. Yo estaba en Singapur, tocando para todos los niños enfermos a los que adoro.”

LADY GAGA: “Esos pequeños monstruos rabiosos”

BEYONCÉ: “Ahí estaba yo, sosteniéndolos, acunándolos, moviendo el culo para ellos, cuando me vino una idea: “Lady Gaga podría añadir creatividad y sabor a esta canción.”

LADY GAGA: “Desde ahora quiero que me llamen Gayonce, yo también puedo moverme como tú.”

BEYONCÉ: “Le pedí al director que multiplicara mi imagen para que hubiera cinco Beyoncés, así que yo interpreto también a mis bailarinas. Estoy deseando enseñárselo a los niños del hospital”

LADY GAGA: “Esta mujer es una santa.”

BEYONCE: “Me voy para allá ahora mismo”

BEYONCE: “Ahora estamos trabajando en otro tema. Se llama Payphone (cabina telefónica)”

LADY GAGA: “Hello…”

BEYONCE: “…halo, halo, halo”

LADY GAGA: “Esa parte no me gusta”

BEYONCÉ: “Y llevaremos vestidos de House of Dereon (la marca de Beyoncé)”

LADY GAGA: “Otra vez”


 

Como buen fan, el que tuvo retuvo, y aunque pasen los años y uno ya esté mas cerca de la treintena que un suspirico, dentro de mi sigue habiendo resquicios del adolescente fanático que antaño fuí.

Mi casa está encasillada en rojo, negro y blanco. Algún resquicio se escapa del circulo vicioso en el que yo mismo me he metido, pero es complicado salirse de los tonos. Pero a partir de poco (cuando consiga agenciarme un super taladro) mis paredes van a estar adornadas por lo que hace unos doce años decoraron éstas mismas paredes.

Individuo las Vegas, allá por diciembre de 2007, tras asistir al concierto que siempre deseé asistir y nunca pude, aparecio con un super poster que me había comprado para que recordara ese día. El concierto era de Spice Girls. Después de diez años esperando el concierto, pude ir a Madrid y ver de nuevo juntas y probablemente por última vez (quien sabe), a las que en su día hicieron que empapelara mi habitación. Dentro de poco, un nuevo “cuadro” colgará de nuevo en la que en aquel entonces era mi habitación. El poster ahora está customizado, metido bajo un cristal, con la entrada de aquel día, y con los recuerdos de aquel fin de semana. Por cierto, gracias Las Vegas.

Años después y siguiendo la racha de conciertos, hice las maletas y me fuí a París a otro concierto, y ésta vez por partida doble. Madonna aterrizaba en París, e Individuo Castro y yo tambien. Ésta vez fui yo mismo el que como recuerdo de aquellas dos noches increibles y acordandome de mi pared vacía, me compré un nuevo poster de aquella gira. La cosa no quedó solo en esos dos conciertos, ya que al año siguiente, Las Vegas y un menda, nos liamos la manta a la cabeza y terminamos en Zaragoza viendo de nuevo ese mismo concierto. Tres conciertos, tres entradas y un poster que después de haber sufrido alguna modificación, pasará a formar parte de esa pared de mi cuarto rojo.

Una pared que me recuerda que he estado horas y horas haciendo colas en las puertas de estadios de futbol, plazas de toros, etc. Horas de sufrimiento hasta casi el desmayo y hacerme pis encima en el concierto de Spice Girls en Madrid debido a la mala organización en la entrada. Horas de risas y nuevas amistades en la cola de París mientras Castro volvía al hotel porque se olvidó la entrada en la habitación.

De estos dos tengo recuerdos a modo de nueva decoración. De otros como el de Christina Aguilera en Barcelona, o el de Shakira en Pamplona, solo quedan recuerdos en mi cabeza. Igual de horas esperando, y con la misma ilusión en cada uno de ellos.

Bueno, no, por supuesto muchísimo mas en Spice. Siempre seré un Spice Boy. Soy así, el que me conoce lo sabe, y creo que a estas alturas ya no cambiaré. El niño-chico-adolescente-joven-casi treintañero, sigue siendo un fan, y ahora tengo cosas en casa que lo atestiguan.