Hoy no escribo donde siempre. Hoy mi silla ha cambiado y estoy en un salón familiar, pero no el mío. Hay sonidos familiares, olores familiares, todo es conocido, menos el teclado desde el que vuelvo a torcerme. Pero de ésta circunstancia no hablaré más.

No voy a competir. No porque creo que no me merezco entrar en una lucha de la cuál seguro saldría perdiendo. Hace poco, el finde pasado, alguien que no veía hacía bastante tiempo se acercó a mi, me dio un par de besos y se dirigió a mi diciendo “Hombre, Javi, el chico triste”… Y realmente pensé, ¿esa es la imagen que proyecto de mi con los renglones? Curiosamente, al día siguiente, o a las horas de aquella frase, otra persona se señalándome, dijo “tu no has parado de reírte en todo el tiempo que te he estado viendo”…

El chico triste o el que se ríe. Se me da mejor expresar las tristezas que las alegrías, y quizá por eso pueda dar la impresión ¿equivocada?

Tal vez no sea tan equivocada. Me preguntan que cuente que me pasa o por lo menos que lo explique, pero no lo haré. Hay cosas que es mejor guardarse para uno mismo para no entrar en competencias como he dicho al principio. Y si algún día me pillan pedo, quizá se me vaya la lengua, pero de momento creo que estoy mas guapo callado. Triste igual, pero callado.

No hay indirectas, no hay mensajes subliminales. Aunque quizá alguien pueda leer entre líneas algo. De eso se trata, no hay que darlo todo masticado para dejar abierto el corazón o los sentimientos de par en par. Aunque penséis lo contrario, me cuesta explicarlos. Así que las interpretaciones quedan para gusto del lector, ya que yo no explicaré mucho mas de lo que he hecho hasta ahora.

De vez en cuando leo un blog, Gay a los 30… Quizá en breve cambie el título al mío y pase a llamarlo un Renglon sigue Torcido a los 30… Bonito nombre, porque éste Renglón no tiene pinta de enderezarse próximamente. Incluso diría que cada vez andamos mas torcidos. Igual el día que llegue ese bonito número 30, lo vea todo de otra manera.

Igual ese día dejo de ser el chico triste.

Anuncios