Archivo mensual: mayo 2009

Son las 11.34 h de la mañana de un domingo soleado. La gente pasea por la calle, con mochilas, bartulos varios, juguetes, etc. dispuestos a pasar un día en el campo o en la piscina. Hace poco más de hora y media que me he levantado y me parece que ha pasado ya un día. Que lentas pasan las horas cuando vives al lado del móvil rojo.

Mi familia se va a casa de mi hermana a pasar el día.  El diámetro de peligro de mi móvil rojo me impide desplazarme hasta allí, y como consecuencia, hoy paso el domingo, o por lo menos parte de él, todo sólo. Bueno, no está mal de vez en cuando reconcentrarse en soledad.

¿Alguien me acompaña?


king

Acabo de hacer un nuevo test en Facebook y me ha descubierto que la canción que me define es La Bomba, de King Africa. Del primer shock, ya estoy recuperado. Como estoy de guardia, ya me he atendido a mi mismo de mis inicios de disnea y mi ligera taquicardia. El segundo shock está aún por llegar, pero bueno, ya me pilla más preparado. 

Lo que más me llama la atención es la explicación. Me dice que mi vida es como dice la canción, La Bombaaaaaaaa… Que tenga cuidado con los excesos de drogas, fiesta y sexo, que todo pasa factura… Jajajaja… Pues si que ha acertado, si. Será las veces que salgo de fiesta ultimamente. La crisis se nota, claro que se nota, y si salir una vez al mes como mucho, es un exceso, pues que venga ¿Dios? y lo vea. (¿Esto no es usar el nombre de Dios en vano?) Bueno, todo hay que decir, que cuando salgo, con Individuos varios, solemos terminar en exceso. Pero sólo de alcohol, de nada más. Para una vez que salimos, ¿no? Hay que aprovechar.

El tema del sexo, mejor ni tocar. No está el asunto para hacer bromas. Y eso que estamos en primavera y la sangre está alterada, pero no es momento. Pero bueno, si se empeña en decir que mi vida es la bomba, pues oye, lo será, que le vamos a hacer. Tambien es curioso que me diga ésto hoy, que es viernes noche, son las 21.52 horas según el reloj de mi ordenador, y aquí estoy en mi casa, sin nada mejor que hacer que escribir en el blog. Un viernes joven y yo de guardia, con un móvil rojo que prefiero ni mirarlo, no vaya a ser que suene. Ya con solo escribir ésto me da cosa no vaya a traer mal fario.

En fín, como he dicho, una locura de vida…


owen

“Elegimos la vida, y por un momento nos sentimos menos solos.”

Yo tambien tengo una larga lista de deseos para ser deseados. El primer deseo es ser interno del Seattle Grace. Quien dice interno, dice celador, limpiador, recepcionista o figurante. Cualquier cosa para poder vivir lo que se vive dentro de ese hospital. En un capítulo se viven mil veces más cosas de las que podamos vivir muchos en mucho tiempo.

Quiero un beso como el de Cristina y Owen sobre el respirador del hospital. Quiero que me concedan deseos. Ver fantasmas de amores pasados a los cuales sigues amando como si estuvieran vivos. Y a la vez volver a sentir el amor de nuevo. Las nuevas miradas, y las nuevas sonrisas de la doctora Torres.

Quiero bailar con Dereck y Meredith después de un día duro de trabajo, de esos en los que no puedes más.

 “Quizás pidamos demasiado, pero seguimos teniendo deseos, porque a veces se hacen realidad.”

Vuelve Grey, vuelven las emociones.

Sonrisas y lágrimas.


vicky-fama

http://www.youtube.com/watch?v=9E_MNW6jefI

Pues como su simple nombre dice, solo bailar…

Eso es lo que han hecho hoy estos cinco bailarines en el centro de Fama a bailar…

¡Yo quiero ser uno de ellos!

Jajaja, lástima que mis cualidades como bailarin dejan mucho que desear.

Pero bueno, me conformo con verlos una y otra vez.

De eso se trata, de bailar como lo hacen ellos.

Más bailes así, por favor.


telefono

Con una simple llamada de teléfono, se resuelven dos asuntos. Si es que no hay más que ponerse. La cuestión es que después de unos días un poco crucificado por el Ibuprofeno, la congestión nasal, y el ardor de estómago inducido por mariposas, parece que hoy he visto el sol. Aunque el panorama que me ha pintado no me haya gustado del todo.

El primer asunto, por supuesto ahorrarse dinero en el seguro del coche, no está nada mal… En estos tiempos de crisis, que te digan que vas a pagar menos dinero, viene de maravilla. El segundo asunto, pasaba por recibir una llamada que esperaba desde hacía unos meses, y bueno, hoy se ha producido. No me han arreglado mucho, pero por lo menos sé que se acuerdan de mi. Aunque lo que me haya dicho esa personilla al otro lado del teléfono no haya tranquilizado demasiado mi espíritu sanitário y mi ego hipocondríaco… Es más, lo ha exacerbado. En fin, pero no me han archivado, eso es lo importante.

Pero dentro de un día de noticias semi-buenas, mi organismo sigue luchando contra los virus que lo han invadido… He decidido dejar de tomar cosas para dolores de cabeza, etc. Pero los efectos secundarios de los que hablé anteriormente, todavía a día de hoy perduran. Los pequeños cadáveres de los bichillos alados que poblaban mi estómago siguen incordiando y parece que se resignan a abandonar mi cuerpo. Pero bueno, lo que no mata engorda suelen decir, ¿no?

 


letras

Está claro que la entrada del Ibuprofeno está dando que pensar. Bueno, esa era la intención cuando la escribí.

Un inciso antes de seguir. Con lo que escribo en este blog no quiero ofender a nadie ni que nadie se sienta mal, ¿de acuerdo? Son mis pensamientos, son mis reflexiones y escribo lo que me piden mis neuronas y mis sinapsis con el corazón… Y como su propio nombre dice, es MI blog y eso me da derecho a explicarme.

Continúo.

Madonna lilly, vuelve a hablar de mariposas, porque yo ya no lo haré… Te pido que lo hagas, por favor, porque así por lo menos seguiré pensando que pueden vivir en este mundo en el que estamos. Porque la verdad, cada vez me resulta más dificil saber si algún dia después de nacer dentro de mí, se mantendrán por más de ¿3 semanas? Así que si tú me cuentas que las tuyas todavía perduran, me gustaría que por favor, me dijeras el medio de cultivo que les aplicas, o la alimentación que les das.

El Ibuprofeno que estoy tomando creo que no les ha sentado demasiado bien a las mías. O las ha matado él, o las está matando el virus que tambien anda revoloteando por mi cuerpo. Pero la cuestión es que desaparecen… Y es una sensación horrorosa, y por supuesto, nada desconocida en mí últimamente.

Carlos comentaba en una entrada si estaba enamorado… El día que lo esté lo diré a los cuatro ¿mares?, ¿vientos? ¿Cómo es la expresión? Pero por desgracia, no es así como me siento. Además del Ibuprofeno debería tomar algún reconstituyente para poner a tono el corazón, algún antiácido para que no se me indigesten las mariposillas que queden dentro del estómago y una pastillita para olvidar sensaciones vividas.

No lo sé. Hoy no estoy demasiado inspirado, tampoco se que más escribir, y si lo hago es porque mi niña mi Madonna mi lilly me lo pide. Es lo que hay… Mas bien, es lo que no hay…

 


ibuprofeno150

Efectos secundarios del Ibuprofeno:

“Si tienes mariposas en el estómago, no tomes: las mata”

(Individuo 3,  llamada de teléfono)