letras

Está claro que la entrada del Ibuprofeno está dando que pensar. Bueno, esa era la intención cuando la escribí.

Un inciso antes de seguir. Con lo que escribo en este blog no quiero ofender a nadie ni que nadie se sienta mal, ¿de acuerdo? Son mis pensamientos, son mis reflexiones y escribo lo que me piden mis neuronas y mis sinapsis con el corazón… Y como su propio nombre dice, es MI blog y eso me da derecho a explicarme.

Continúo.

Madonna lilly, vuelve a hablar de mariposas, porque yo ya no lo haré… Te pido que lo hagas, por favor, porque así por lo menos seguiré pensando que pueden vivir en este mundo en el que estamos. Porque la verdad, cada vez me resulta más dificil saber si algún dia después de nacer dentro de mí, se mantendrán por más de ¿3 semanas? Así que si tú me cuentas que las tuyas todavía perduran, me gustaría que por favor, me dijeras el medio de cultivo que les aplicas, o la alimentación que les das.

El Ibuprofeno que estoy tomando creo que no les ha sentado demasiado bien a las mías. O las ha matado él, o las está matando el virus que tambien anda revoloteando por mi cuerpo. Pero la cuestión es que desaparecen… Y es una sensación horrorosa, y por supuesto, nada desconocida en mí últimamente.

Carlos comentaba en una entrada si estaba enamorado… El día que lo esté lo diré a los cuatro ¿mares?, ¿vientos? ¿Cómo es la expresión? Pero por desgracia, no es así como me siento. Además del Ibuprofeno debería tomar algún reconstituyente para poner a tono el corazón, algún antiácido para que no se me indigesten las mariposillas que queden dentro del estómago y una pastillita para olvidar sensaciones vividas.

No lo sé. Hoy no estoy demasiado inspirado, tampoco se que más escribir, y si lo hago es porque mi niña mi Madonna mi lilly me lo pide. Es lo que hay… Mas bien, es lo que no hay…

 

Anuncios