owen

“Elegimos la vida, y por un momento nos sentimos menos solos.”

Yo tambien tengo una larga lista de deseos para ser deseados. El primer deseo es ser interno del Seattle Grace. Quien dice interno, dice celador, limpiador, recepcionista o figurante. Cualquier cosa para poder vivir lo que se vive dentro de ese hospital. En un capítulo se viven mil veces más cosas de las que podamos vivir muchos en mucho tiempo.

Quiero un beso como el de Cristina y Owen sobre el respirador del hospital. Quiero que me concedan deseos. Ver fantasmas de amores pasados a los cuales sigues amando como si estuvieran vivos. Y a la vez volver a sentir el amor de nuevo. Las nuevas miradas, y las nuevas sonrisas de la doctora Torres.

Quiero bailar con Dereck y Meredith después de un día duro de trabajo, de esos en los que no puedes más.

 “Quizás pidamos demasiado, pero seguimos teniendo deseos, porque a veces se hacen realidad.”

Vuelve Grey, vuelven las emociones.

Sonrisas y lágrimas.

Anuncios