Soy consciente que lo que escribo en ésta especie de diario tiene repercusiones en aquellos que puedan llegar a leerlo. Es más, incluso hay veces que mando mensajes directos a ciertas personas que comparten mi vida, ya que de ellas me sirvo para muchas veces escribir algunas historias.

Está claro que cuando escribí ayer sobre la famosa frase No te merezco, era perfectamente consciente de que por supuesto, iba a tener consecuencias. De alguna manera u otra, yo quería que llegaran esas consecuencias. Para bien o para mal, pero que llegaran.

Y efectivamente así fue. No se cuantas horas han pasado desde que escribí la anterior. Con éste nuevo formato de blog no queda publicada la hora en que la escribí. Solo se que son las 9.06 h. de un día semi soleado, 15 de Junio, y las mariposas están heridas de muerte. Efectivamente el exterminio se ha producido tal y como estaba augurado (¿se escribe así?).

Pensé en que así sería, estaba preparado tras mi contraataque en llegar a éste momento de volver a tener que enfrentarme a la ¿soledad? Aunque tambien tenía la esperanza de que ésta vez fuera distinto. ¿Y por qué? Por que siempre esperamos encontrar alguien especial, que esté dispuesto a luchar por algo que quiere, que piense que la vida es demasiado corta como para complicarnosla  mas de lo que a veces es. Pensé que había llegado mi momento, ese fin de una etapa como decía la dichosa galleta de facebook y el comienzo de otra etapa nueva.

Pero no es así. Por que todo ésto que hoy escribo es un dejá vú.

Se que las circunstancias no han sido las adecuadas. Que hay mas cosas detrás de lo que debería haber en una historia de dos. Y desde luego no culpo a nadie de éste final. Sin mas es un final de algo que casi no empezó. Ahora empieza otra fase en la que hay que olvidar lo sentido y recordad lo vivido con una sonrisa en la cara. Con una canción de fondo y con la esperanza de que todo aquello que hoy me/nos atormenta llegue un día que se calme. Ese día encontraremos la felicidad de nuevo.

Muy bonito todo de momento, ni un reproche ni nada por el estilo. Aunque hay una parte que tambien debería salir pero que no es tan bonita. ¿Y que parte es? No voy a echar a nadie nada en cara, cada uno es libre de tomar la decisión que crea conveniente, teniendo bien claro que te puedes equivocar. Y francamente, todos lo hemos hecho alguna vez el cometer errores.

A éstas horas no se si la decisión tomada ha sido un error o no, eso es el tiempo el que lo decide. Pero si que hay algo que me quema. Y se llama rabia. Y le puedo poner nombre porque la he sentido antes y hoy vuelvo a sentirla. Y es rabia porque yo si creo que lo mereciera, porque llegará un día en que todas las tormentas que hoy cierran su vista al sol, desaparezcan. Y ese día nuevo soleado, econtrará a alguien que piense que si lo merece… Y seguramente ahí comience su felicidad. No se lo que estaré haciendo yo ese día, quizá nunca nos enteremos de lo que hacemos por separado. Pero hoy por hoy, pensar en ese hecho, francamente me jode. Así de claro. Por que me jode tener que ser yo el que el que vaya dando tortazos en toda la cara a la gente para que espabile, para después yo quedarme en el camino viendo como su vida se encauza, encontrando alguien que si lo merezca.  Mientras que yo fuí el que no lo merecía.

 

 

Anuncios