Nos hicieron esperan más de dos horas en el hall del hotel de Budapest mientras venían a buscarnos para partir hacía Praga. ¡Dos largas horas! Así estaban ya los ánimos de la gente, alguno estaba ya subido por las paredes. Pero ¿creéis que me importo? ¡Ni lo más mínimo! Tengo una razón de peso, está aqui debajo:

alex

 

¡Ay oma que rico! Nuestro flamante nuevo guía venía a buscarnos a lomo de…… A lomo de….. ¡Un puto microbús! Pero francamente, a mi podía venir a buscarme en patinete, que yo me iba con él donde quisiera vamos, jajaja. Allí que nos fuimos a Praga, con el señor Don Alès y el microbús con un carrito para las maletas detrás porque no cabían en el maletero. En fín.

Que voy a contar de Praga… Que si tenéis oportunidad de visitarla, hay que hacerlo por lo menos una vez en la vida.  Me acuerdo de la noche que nos quedamos a tomar algo en un bar con música en directo y nos pedimos unos copazos que te cagas… Todos menos Erku que se tomó un chupito de cafe que tenía 1000 grados de alcohol y casi se nos queda seca. Recuerdo la viruta de serrín asesina que se metío en el ojo de ¿Erku otra vez? Sí, la única que llevaba gafas de todos y a la que se le metío la cosilla en el ojo. 

¿Volveré a pasear por el puente de Carlos IV? Y los violinistas amenizando la caminata… Ese puente lleno de gente siempre, con los pintores. La comida que para nosotros era la comida y para los checos la cena: caldo y queso rebozado. El Golem y su historia. El cementerio judío y la lasaña, ¡Jeszú! El baile se San Vito, con los 257 escalones para subir a la torre de la catedral. Y a sus pies el callejón del oro.

” Callejón del Oro: antiguas casas de centinelas del castillo, fueron abandonadas y ocupadas por ladrones. Luego el Rey para echarlos, las cedió a los orfebres. Según cuentan hacían hechizos y pócimas para elaborar oro de mejor calidad. En el número 22 de éste callejón vivió y trabajó Frank Kafka durante casi dos años…”

muro-john-lennon 

Tras discusiones y discusiones, fuimos a ver el muro de John Lenon porque a Azucena le apetecía. Pintadas por la Paz, No a la Guerra. En este tiempo que duró nuestro viaje, el régimen de Sadam Hussein cayó… Dejamos huella en el muro, cosas que han pasado a la historia:

“Iziar, Azu, Javi y Maria.

 Sister in Laaawwwwww.

María quiere a Fidel, Javi quiero a Leo.

Facultad de Veterinaria.

Paz.

01/04/2003″

Un viaje inolvidable por muchos momentos, por la cantidad de compras que hicimos, por todo lo que aprendimos, por el Cuñaaaaaaaaa…. Por que estuvimos juntos y no lo olvidaremos. Sólo faltan vuestros recuerdos.

“Unkoncète prosim vystup a nástup dverè se zaví rasí”

Anuncios