Gracias… y punto.

¿Sabéis una cosa? Antes no sentía ningún pudor escribiendo, y ahora todo lo contrario. Me cuesta sentarme y contar lo que he vivido hasta ahora, quizá porque sea tan bonito que nunca encontraré las palabras adecuadas que lo puedan llegar a describir como se merece. Pero, eso sí, merece y me repito, que sea contado.  […]

Leer más Gracias… y punto.

Director, comienza a tocar

  Media vuelta. Para no pensar. Con la mirada fija en un director de orquesta que ha dejado de dirigir. Un director que adquiere tonalidades rojas, ese color del que tanto he hablado de un tiempo a ésta parte. ¿Y ahora que? Vuelta a empezar. Director, te pido ayuda para no perderme. Te pido ayuda […]

Leer más Director, comienza a tocar

Estoy yo

  Y me lo encontré. Sin darme cuenta, en mitad del camino. Ese de baldosas amarillas que tantas veces he recorrido a lo largo de renglones torcidos. El que tantas alegrías me ha dado y en el que tantos tropezones he encontrado. La vida misma fluye  a lo largo de un camino del color mas […]

Leer más Estoy yo

Era mi caparazón

“… mirar a mi lado, agarrarme de una mano y seguir caminando.” Hoy he recordado un caparazón que antiguamente vivía conmigo. Lo tenía a mi lado, por si tenía que guarecerme en él rápidamente. Lo limpiaba con esmero, lo lavaba, lo pulía… Era  mi caparazón. Cuando algo me dolía, corría rápidamente a él, para evitar […]

Leer más Era mi caparazón

51.000

  Muchas veces he pensado en dejar de escribir. Por falta de ideas, pensando que las historias que cuénto muchas veces no van a interesar a nadie. O sin más por el trabajo que hay que dedicar a mantener un blog en activo. Son esos días en los que no te encuentras con ánimo para […]

Leer más 51.000

El Renglón mas torcido

    Llevo 15 días mas torcido de lo normal. Unas veces me voy para la derecha y otras para la izquierda, pero lo de la línea recta en mi camino es una utopía. Hubiera sido mas fácil que unos duendecillos rechonchos y con vivos colores me dijeran el día que aterricé: “sigue el camino […]

Leer más El Renglón mas torcido