Hasta siempre mi renglón

El Renglón Torcido

Fué un 9 de marzo de 2009 cuando comenzó el camino de mis renglones. Si en algún momento estaban torcidos, sin duda alguna fué en esa época.

Han pasado 8 años, 10 meses y 25 días desde que por primera vez me sentara delante del ordenador, creara este blog y de esa manera, poner punto final a un capítulo de mi vida.

Sinceramente, hoy he tenido que volver atrás. Buscar la primera vez que plasmé mis emociones a la vista de todos. Y al encontrar aquella primera entrada, he recordado algo que tenía olvidado. He revivido aquel momento en el puente de París y más que nunca he sabido que debo despedir el Renglón Torcido. El hecho de que el porqué empecé a escribir abiertamente y expuesto estuviera tan profundamente olvidado por el paso del tiempo hace necesario pasar página.

Un punto final. Un punto y aparte. Una hoja en blanco. Un final. 

¿Sabéis esa sensación que turba tus pensamientos de que tienes algo que te ancla al pasado y no te deja avanzar?

¿Esa cosa extraña que parece que te inmoviliza mientras siga ahí?

¿Ese pensamiento de que quizá estés dejando de hacer cosas interesantes o diferentes pero que no las realizas por que tienes ‘otra cosa que hacer’?

Pues ese sentimiento convive en mi interior desde hace un tiempo. Y por fin he decidido afrontarlo. Siento que El Renglón Torcido me ha dado mucho, tanto como yo le he dado a él. Estamos parejos en esta ecuación. Pero también siento que merece un punto y final. Lo merecemos los dos. Porque siento que mientras siga anclado a unos renglones torcidos no podré evolucionar en otros aspectos.

Pienso que quizá deba escribir de otra manera, o dejar de hacerlo.

O hacerlo para mí, o no hacerlo nunca más.

Ha sido un tiempo precioso en el que me han acompañado historias maravillosas, que siempre guardaré en mi corazón. He hablado de amigos, de amor, de familia, de desamor, de aventuras, de viajes, de novios, de exnovios, de amores-amantes, de nacimientos y de personas que partieron. He hablado de música, de bailes. De programas de televisión. De fama, de cine, de teatro, de experiencias.

De Spice Girls. 

Pero básica y fundamentalmente, he hablado de mí. 

De mi corazón y de mi cabeza; de mi cuerpo y de mis dolencias; de frases del día y de un teléfono rojo que nunca más me acompañara.

De mi camino de baldosas amarillas que ponía rumbo a la ciudad de las esmeraldas.

De puntos rojos.

De El Sr. Pintor y una boda.

El Renglón Torcido ha sido la vida de Fco. Javier Pineda Algaba durante el tiempo que he querido y me he atrevido a exponerla. Y estoy tan agradecido a lo que me ha aportado en todo este tiempo compartido… Tan agradecido, que considero que este blog merece un final digno por todo lo recorrido juntos. Mis palabras me han hecho comunicarme con mucha gente alrededor de todo el mundo. He conocido a  muchas personas nuevas gracias a lo que mis dedos tocaban en el teclado del ordenador. ¡Pude conocer a Verónica Forqué gracias a mi blog! Aún recuerdo sus palabras cuando entré al backstage, me vió, me dijo ‘Ay… Mi Renglón Torcido’

Y me abrazó…

Pero sobre todo recordaré los sentimientos compartidos. Saber que con cada historia que contaba cuando me enfadaba, reñia, reía o soñaba, eran enfados, riñas, risas o sueños identificados en personas al otro lado de la pantalla. Porque lo que ha contado este blog son sentimientos universales, por los que todos hemos pasado. Todos hemos amado, soñado, reído, gritado, amado y odiado.

Yo, simplemente expuse mis miedos y  mi camino seguido, y vosotros me acompañasteis en el.

170.000 visitas desde 113 países diferentes. 

480 entradas. 

Un blog. 

Una persona. 

El Renglón Torcido. 

Anuncios

3 comentarios sobre “Hasta siempre mi renglón

  1. Pues que lastima prima… pero tienes razón, que se tienen que partir de algunas cosas, para encontrar otras. Sin despedidas nunca hay comienzos a cosas nuevas que nos regala la vida.
    Recuerdo cuando ley por causalidad unos de tus recursos sobre tus momentos en Quintana y al leer pensaba que hablabas realmente de mi familia hasta que me di cuenta que realmente lo Hera. Tus renglones torcidos me dejaron encontrarte… dejaron encontrar Ami primo y eso la verdad que ahora leyendo tu despedida me emociona. Pero a la vez veo tu decisión bien ya que eso es la vida y haces bien de poner un punto final para comenzar un nuevo y maravilloso camino,
    Un besazo de Anche

  2. Emocionantes estos últimos renglones, como tantos anteriores. Entristece el saber que no habrá más, pero alegra el haber podido disfrutarlos, y el saber por qué lo haces. Eres un sol, así que seguirás brillando por otros sitios. ¡Abrazón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s