El Renglón Torcido

Siempre una sonrisa…

Sin mirar o mirando.

Con al mirada oculta tras unas gafas o descubierta para que se vea.

Sonriendo o a media sonrisa.

De frente o de espaldas.

Con la mirada perdida en el horizonte.

Hoy, simplemente sirve todo.

37 años, 7 años.

Y un día: 30 de Agosto.

Importante fecha para recordar que seguimos llegando a tiempo allá donde tengamos que ir.

Felicidades hermana.

Felicidades chiquitín Aimar.

Sigamos recorriendo nuestros caminos, pero sigamos.

Siempre es mejor caminar lento, aunque sea lento y con paso firme, que estar parados.

Si lo necesitas, yo te presto mi camino de baldosas amarillas.

Si lo quieres, te enseño donde está mi ciudad de las esmeraldas.

Si me lo pides, te cojo de la mano para no soltarla.

“Solo pueden contigo si te acabas rindiendo”

Bien firme, y sonriendo.

Bien alto para que se te oiga allá donde hoy tengan que llegar tus palabras para hacer feliz a quien no comparte hoy tus andares.

Pero piensa, ¿que es un día comparado con la vida entera?

¿Que es una gota de agua comparada con la grandiosidad del océano?

Brindaremos hoy.

Brindaremos mañana.

Y lo haremos en unos días.

¿Que son unas horas comparadas con la inmensidad del tiempo?

“Simplemente así, tal como eres”

Simplemente así, feliz cumpleaños mi hermana mayor.

Simplemente así te quiero.

Simplemente así, te quiero Aimar.

Que las mariposas que siempre me acompañan vuelen cerca de ti y te lo susurren al oído.

Anuncios