El Renglón Torcido

 

Por las dobles caras.

Por las explicaciones fuera de lugar.

De sitio.

Y a quien no se debe.

Porque hay cosas que es mejor guardar para uno mismo sin esparcir mierda a los demás.

Por las falsedades. Tremendas falsedades. Inoportunas historias salidas de mentes desconcertantes.

Mentes muy desconcertantes, que se esmeran en hacer las cosas no bien. Sino todo lo contrario. Es mas, sin exagerar, diría que todo lo opuesto.

No hay saber estar. No hay educación. Hay gente que ni la conoce.

Ni muchísimo menos el respeto.

RESPETO.

Con todas las letras, y en mayúsculas. Para el que no lo conozca, se lo presento.

Y sobre todo, falta de responsabilidad.

Hoy tengo rabia por dentro. Muchísima.

No puedo ni cuantificarla.

Quizá demasiada para escribirla aqui. Aunque la válvula de mi olla express son éstos renglones.

Impresentables modales de inexplicables realidades.

Con lo fácil que es conectar dos neuronas y pensar… Un poquito.

Sólo un poquito.

Sin ayudas externas. En soledad, contigo mismo. Cerrando los ojos, y pensar. ¿Qué es lo mejor?

Hay gente que ni siquiera le llega para ésto.

Anuncios