Las líneas de mi cara

El Renglón Torcido

 

Pasemos página de un día no demasiado bueno.

Sin barba, descubierto.

Sin una identidad reconocida cuando me miro en el espejo. ¿Quién está ahí detrás? ¿Quién está delante? Las circustancias de la vida, las coincidencias hacen que todo se acumule en un mismo instante. Ese instante en el que huyes.

Una fecha señalada en el calendario que deja de ser señalada.

Un día, un solo día.

8 de Septiembre.

En el que mi rostro vuelve a ser el que era gracias a la medicina, y dolorido gracias a ella.

Y después.

Después nada.

Ahí termina la señalidad del día. No hay nada mas. No hay celebraciones, no hay sonrisas. No hay fiestas. Y si hay sonrisas, me duele el labio por mi visita al médico, asi que ¿para que reir?

Esa es la historia.

Poner la banda sonora que acompaña hoy a mis renglones, leedlos con ella.

Las líneas que hoy recorren mi cara, hablan de historias vividas, de quien soy. Y hoy se ven mejor que nunca. Me miro en el espejo y ahí estoy yo. Sin barbas, sin nada que me oculte.

Yo.

Elimino los días señalados del calendario. Veo recuerdos en casa que hablé hace unos días de sacar de la recámara, y sin embargo siguen en ella. En las estanterias, en las paredes, delante de mi.

Si las marcas de mi cara recuerdan quien soy, y lo que he vivido, ¿por qué hoy no veo nada en ellas?

Y todo lo veo a través de las fotos que tengo delante del ordenador mientras escribo. A través de papelitos en los cuadros de mi baño. Mediante los adornos que llenan las estanterías de mi dormitorio.

Hoy se van. Han desaparecido y tenía que ser hoy. Miro y en las fotos estoy yo. Miro y en las fotos está mi orquesta, en la que están individuos, los viejos, los nuevos. Miro y en ellas está quien pone letras a mi vida, Araian. Miro y todas las lineas de mi cara hablan de historias de quien soy, de donde estoy.

Yo tengo muchas cosas que contar aunque a veces me cueste empezar. Y mas últimamente que ando con pies de plomo a la hora de escribir, o por lo menos al empezar. La libertad para expresarme a veces es difícil. Las autocensuras no son buenas y tambien hay veces que es mejor guardarse las cosas para uno mismo.

Al final hoy si fue un dia señalado.

Por mi rostro marcado.

Por mirarme a la cara y ver quien soy.

Por volver a caminar entre mis paredes siendo yo.

Por ser capaz de guardar cosas en un cajón que pensé nunca podría guardar.

¿Y ahora que?

No estoy contento, ni mucho menos. Ni alegre, ni feliz. Mas bien todo lo contrario. Después de una semana extraña, de encuentros y desencuentros, me refugio en mi director. Ese del que tanto hablaba y que ahora duerme bajo mi mismo techo. Siempre antes de dormir, voy al salón y lo miro.

Sr. Director. Bienvenido a casa.

 

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Las líneas de mi cara

  1. Un beso guapo. Como decía una buena amiga de ambos, mañana volverá a salir el sol. Y ha salido! Ya es 9 de septiembre. Te queremos, avisa cuando vengas, porfa!

  2. Hoy es día 9 , ayer también fue un día señalado aquí a 2400 km era festivo , día del pino , fiesta de Teror y hoy día 9 después de mucho tiempo asomo mis renglones curvados con idea de volve a hacerme un hueco en tu vida y hacerte reír de nuevo , ahí están los patitos en tu ducha, globi , Triana y mas recuerdos de tu pasado que si quieres pueden volver al presente y desempolvar recuerdos ….. Un beso enorme de quien te quiere .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s