El renglón torcido

 

De repente aparecen sombras alrededor, en un día soleado. Y esas sombras provocan tormentas como la que acaba de limpiar el suelo de mi ciudad. A esas sombras no les pones cara, ni espacio, ni las ubicas en el tiempo. Y otras, en cambio, en cuanto son detectadas, te lanzas a por ellas para hacer que desaparezcan. O por lo menos intertarlo. Y si no desaparece, pues que me trague y me lleve con ella.

¿Por qué todo pasa en un día? ¿Acaso no se pueden confabular los astros para hacer las cosas mas llevaderas? No entiendo nada, y por mas que lo mire, casi es peor. Ni del derecho, ni del revés, ni por delante ni por detrás… ¿Tris tras? Ni lo ves, ni lo verás. Pues igual que la cantinela infantil que todos tenemos en la cabeza, yo me doy la vuelta a ver si encuentro algo, una explicación, pero no encuentro nada.

Y como no encuentro ni entiendo, ni lo veo, ni lo veré, pues estoy perdido. Estoy, si, como dije hace poco. Pero no como me gustaría estar. E incluso me cuesta expresarme, me cuesta escribir, me cuesta conectar mis dedos con mis neuronas.

Diremos una frase famosa. Estoy bloqueado.

¿Y por que lo estoy? Porque no se si andar hacia adelante o sentarme. No se si gritar o quedarme callado. A unos grito, a otros callo. Con unos ando, con otro paro. Con nadie lloro, con todos río. Con unos pienso, con otros actuo.

Pero la cuestión no es esa. El tema se trata de qué hago conmigo mismo. Cómo me pienso o cómo me actúo. Cómo duermo cuando en mi cuarto de hace la noche, o cómo me levanto cuando suena el despertador. ¿Que pensar cuando se tiene un frente abierto que no es fácil cerrar?

Uno trata de hacer las cosas bien, de no salirse de su tiesto para no crear situaciones incómodas. Evidentemente uno no es tonto y tiene un carácter que a veces es difícil de controlar. Y ahí es cuando viene el problema. Cuando el tiesto en el que estaban metidos los pies de repente se ha quedado sin tierra que los sustente y los nutra, y el tiesto está roto en mil pedazos. ¿Y a partir de ahí? ¿Conservo la compostura o le doy una patada al tiesto para salir de ahi cuanto antes y no secarme?

Unas veces pienso en salir despacio de él. Otras en darle mil patadas y reventarlo para encontrar mi camino mas o menos despejado.

¿Que se hace con un tiesto roto?

Anuncios