Hacía varios días que no escribía, y no por no tener motivos para hacerlo. En mi cabeza revolotéan varios temas de los cuáles no sabía cual usar primero. Bueno, primero o último. Muchas veces pasa que el cerebro tiene muchos pensamientos que luego a la hora de plasmarlos en los renglones, pues no quedan como realmente quieres. Así que muchas veces, sólo se quedan en eso, pensamientos.

Pero hoy me ha dado el punto y me voy a indignar tambien. Ahora que ya ha pasado un poco la polvareda levantada por las protestas y que la situación está empezando a ser ya común en los informativos, ahora hablaré yo. No es que haya pasado ya el tema y sea algo obsoleto, sino que con el tema de los pepinos alemanes, con la champions del Barcelona y con la espantada de la Chacón para dejar a Rubalcaba, los “indignados” pasan a ser algo habitual ya en el telediario pasando a segunda plana.

Y hablo del tema porque está claro que los políticos miran para otro lado descaradamente. Cuando estaban en precampaña alguno quiso apuntarse al carro de las reivindicaciones para poder ganar algún voto de los que aún estaban indecisos. Mientras que ahora que ya ha habido elecciones, parece que desaparecieran del mapa. ¿Alguien se ha acercado a oir que tienen que decir?

¿Algún politico ha entrado en facebook y ha visto la cantidad de grupos y los miles de personas que están en esos grupos? Desde los de democracia real ya, hasta los del fin de la pensión vitalicia de la clase política. ¿Alguien escucha al pueblo que se supone que gobiernan? ¿O simplemente se escuchan entre ellos?

Y es que está claro que la clase política vive en otro mundo. Con sus sueldos estupendos, sus coches oficiales, sus dietas maravillosas. Esos trabajos de parlamentarios, elegidos por todos los españoles, que luego vemos en la tele las sesiones medio vacías. ¿Donde están? ¿Para que les pagamos? ¿Quién defiende los intereses de un pueblo que está hasta el cuello con la crisis que ELLOS han creado, mientras que el pueblo es quien la sufre?

Ninguno ha planteado medidas que el pueblo vea efectivas. Ninguno, de ningún político. Piden sobriedad en los presupuestos cuando no hacen mas que llegarnos a la clase trabajadora, mails con estractos del BOE en las que vemos millonadas de euros, MILLONADAS destinadas a charlas, conferencias, etc. etc. etc. mientras que niegan el subsidio por desempleo a una familia con todos sus miembros en el paro.

Vemos como la clase trabajadora deberá jubilarse a los 67 años porque tiene que cotizar 35 años para tener una pensión digna para llevar sus últimos años con dignidad, y redundo en ello. Dignidad. Mientras que los políticos, y no se exactamente la cifra, creo que son con 7 o 10 años de parlamentario ya tienen su sueldo ganado. Que esfuerzo.

¿A cuántos políticos con pensión vitalicia estamos manteniendo hoy en dia, mientras ellos trabajan en empresas privadas?

Dicen que estamos en crisis, ellos lo dicen. Los que sufrimos somos los demás. Vemos como el EURIBOR vuelve a subir encareciendo las hipotécas de todos los españoles. Las de todos, las de los que trabajamos por suerte y las de los 5 millones de parados. Los alimentos suben, la gasolina sube, el paro sube, ¿los sueldos? Los sueldos están igual que estaban cuando empezó la crisis, porque el empresario, EL PEQUEÑO EMPRESARIO, que es el que mas empleo ofrece y el que menos se cuida, ve como los impuestos que tiene que pagar cada vez son mas y mas. Eso es, estrechando el nudo de la soga para tener mas desempleo.

¿Y que se hace? Mirar para otro lado y no hacer nada con sus privilegios. Recorten de su bolsillo para poder vivir mejor todos y no presionen al pueblo que al final la presión no se puede aguantar. Hagan algo señores, pero con dignidad. Miren a sus conciencias si es que aún tienen algo de eso, miren sus sueldos, su patrimonio, sus coches, sus cuentas, sus gastos mensuales, sus ayudas por partido, por escaño elegido, por parlamentario. Sus subvenciones que salen de todos los españoles, y hagan algo al respecto. Pero no envenenen al pueblo que es el que sostiene la nación.

El pueblo está hablando y no le hacen caso. NO LO HACEN. Sólo escuchan a otros políticos. A nuestra querida amiga Merckel, que debería preocuparse mas de callar las bocas de sus colegas alemanes y no echar la culpa de sus males a las hortalizas españolas, produciendo las perdidas que ha producido en el sector. Y ahora España, como es la Merckel, la que manda, pues le chuparemos el culo y punto. Mientras tanto ella se mete tambien con nuestras vacaciones, que son muchas. Que me den el sueldo de un alemán y yo disfrutaré de las vacaciones de un alemán. Eso sí, comiendo pepinos de mi tierra. Por supuesto.

Y me callo, que me pierdo. Adiós, buenos días.

Anuncios