Dos cervezas y no en soledad

 

Siempre me ha dado vergüenza entrar a un bar solo, incluso para tomarme un café. Pero de vez en cuando, las circunstancias hacen que no te quede mas remedio que, o entras sólo, o te mueres del frío dando vueltas por la calle. Hoy por una serie de casualidades, he tenido un poco de tiempo libre sin saber en que emplear. Y tenía dos opciones, o estar paseando por mi ciudad cerca de dos horas recorriendome sus calles, que en principio parece un buen plan. O opción dos, sentarme en un sitio tranquilito, tomarme algo calentito, y pasar el tiempo que me restaba relajadamente, leyendo, por ejemplo, la prensa.

Al final, y después de pasear un ratillo, he pasado por la puerta de un bar al que suelo ir por las noches solamente. No había nadie, excepto el camarero. Y como el frío ya me tenía caladito hasta los huesos, he entrado al bar por que sí. Supongo que el hecho de ir perdiendo vergüenzas son cosas que pasan con la edad. Pero la cuestión ya no es sólo que he decidido a entrar sin más, sino que nada mas entrar me pongo a hablar con el camarero… Ante todo hay que ser educado, eso por supuesto. Lo cierto es que después de ver al camamero durante, no se, muchos sábados durante ocho años de mi vida, pues al final te crea una especie de confianza que hace que al verlo te de pié a hablar.

Mi sorpresa, no había café. Mi consuelo, una cerveza en un día de fiesta no está del todo mal. Y lo mejor, una charla distendida con un buen chaval, que de repente me ha sorprendido diciéndome que había leído mi blog. Ya ves tu las vueltas que da la vida. 

Después de eso, intercambio de links, opiniones, otra cerveza y algunos datos sobre nosotros. Y después de eso, llegó la hora de marcharme porque el tiempo que quería rellenar ya había pasado.

Me gusta conocer gente nueva y mas cuando tienen algo interesante que decir. Los enlaces que me ha proporcionado para investigar cosas, ya están guardados en mis favoritos. Y la experiencia de pasar un rato acompañado, junto con una buena conversación hace que el día se termine redondo. 

Por si lo lees, gracias por ésta hora de  no soledad…

Anuncios

7 comentarios sobre “Dos cervezas y no en soledad

  1. A veces la soledad es la mejor compañía, incluso puede pasar que en una de esas nos encontremos a nosotros mismos, o le demos forma a una idea vaga. Concuerdo contigo, siempre es grato conocer gente interesante y con opiniones.

    Saludos!

  2. Hola

    Mi nombre es Paulina y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog personal. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

    Si te interesa, escribeme al mail: paulina.cortez@hotmail.cl

    Saludos
    Pau

  3. me gusta tu blog y, a ratitos, pienso leerlo…., me ha encantado lo de la cervecita…., la verdad es que a mi tambien me ha pasado y esta bien descubrir que le pasa a mas gente asi la proxima vez que estes en un bar con tus amigos y de repente entre una persona sola, la miraremos con otros ojos e incluso podemos llegar a conocerle…..

  4. Me ha encantado tu blog, y ha tantos nos ha pasado, aunque a muchos nos cueste reconocerlo, … y pensar todo lo que nos perdemos por unos supuestos prejuicios que no se cómo, ni cuando nos metieron en la cabezita.

    Sigue escribiendo y sobre todo descubriendo!

    1. Gracias Ana, entré en el tuyo y leí un poco por encima. Seguiré haciéndolo para descubir mas cosas como dices. Un saludo y gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s