Me gusta Belén Rueda en pantalla grande.

Llevaba un tiempo queriendo ir al cine a ver ésta película y ayer domingo de resaca por fin pude ir a disfrutar. Se que hay opiniones para todos los gustos, pero a mi sinceramente me encantó. Es de esas películas que te deja clavado en la butaca. Tensión, tintes de drama, algún tinte cómico en alguna determinada escena hace que sea una película redonda.

No desvelaré nada, así que podéis leer tranquilos. Una Belén Rueda en un nuevo papelón, después del su Mar Adentro, su Orfanato. Ahora bordando el papel de una ciega, y haciendo que todos lo pasemos mal junto a ella por la impotencia de no ver el entorno que le rodea. Por la sensación de oscuridad definitiva.

No es la típica película de miedo, sino que el miedo está encajado dentro de una historia contada de una forma original. Haciendo que las cámaras muchas veces nos pongan en la piel de Julia. Grande el director creando sensaciones de ceguera en el público.

Ésta mujer gana con los años. Magnífica actriz, bellezón donde los halla. Un placer verla en el cine en la piel que le pongan. Y una pareja, Belén Rueda y Lluis Homar, que repetiran en la próxima película de Montxo Armendariz que se ha rodado éstos días aquí en Pamplona.

No soy nadie para recomendar o no. No soy crítico de cine ni mucho menos. Pero mi opinión es la que expreso, y a mi me encantó. Algo que comparten mis individuos Prada y Las Vegas que me acompañaron en nuestra incursión cinematográfica.

Una cosa solo. Un pero, y no va por la película.  ¿Por qué los empleados del cine no están un poco mas pendientes de no dejar entrar en la sala a nadie, antes de que termine la sesión anterior? Dos chicos entraron en la sála mientras los demás esperábamos en la puerta, cuando quedaban poco menos de diez minutos para que comenzara nuestra sesión. Y ningún empleado estuvo atento para avisar de que la anterior no había terminado. Cosa que depende en que momento entres en la sala, puedes cargarte el final de un plumazo y tan campantes. Pero no sólo pasó esa vez. Sino que cuando nosotros estabamos viendo terminar la película, una pareja entró tambien para la siguiente sesión y casi se cargan tambien su final.

En fin, la película estupenda.

Belén Rueda, impresionante.

El director, genial.

Los cines, un poquito de por favor…

Anuncios