Mi teléfono roto

 

Tengo el móvil estropeado, me tengo que comprar uno nuevo. Y por esa razón ando con uno viejo a cuestas al que a veces no le llegan los mensajes, las llamadas no se oyen y se me borran de la memoria. Pero por lo menos funciona mejor que el anterior. Ahora veo números en la pantalla que no se de quién son, por lo tanto no contesto. Pero si son de gente conocida, contesto seguro. La verdad es que es un problema.

¿O quizá no sea ese el problema?

Siempre hay dos maneras de hacer las cosas. O se hacen bien o se hacen mal. La mayoría de las veces hacerlas bien cuesta un poquito mas de la cuenta, pero siempre la recompensa que se obtiene al hacerlo es mas gratificante que si hacemos lo contrario.

Cuando las cosas pasan una vez, afectan. Cuando pasan dos, duelen. Cuando pasan mas de dos… Te acostumbras y pasa a ser indeferente, aunque por dentro siga pellizcando el corazón.

Ya no grito, lo aprendí desde lejos, desde 2400. Me controlo, en cierta medida se guardar las formas y dialogar. Pero hay cosas que pican. Se que yo no hago las cosas bien tampoco muchas veces, pero tambien se que he intentado arreglarlas aunque no haya habido un resultado bueno. Se que hay veces que acuso cuando la acusación también podría recaer sobre mí. Pero tambien se que se me escapan y que nunca las entenderé por mas explicaciones que puedan llegar a darme. Porque lo que se es que detrás de esas explicaciones se esconde una verdad que por mas que pregunte, nunca llegaré a saber.

Anuncios

Un comentario sobre “Mi teléfono roto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s