Abandonado tengo a mi blog, y por extensión a todos los que día tras día entran a mirar lo que me sucede en la vida. Pues si que hay cosas para contar en mi rutina, pero nada especialmente especial que haga que de un brinco y me ponga a escribir. Todo sigue mas o menos dentro de la misma linea plana, bien plana que hace que todos los días me levante para ir a trabajar, como mucho tomar algo con los individuos, y a casa… Así de plano.

Aunque bueno, siempre se pueden resaltar cosillas. Como por ejemplo que hoy es 9 de Agosto y el cielo no podía estar mas encapotado. Menuda broma de veranito, dos días de mucho calor y cuatro días nublados… Como consecuencia, no he pisado la playa todavía este año, y como reconsecuencia, ni me he quemado cual cangrejo sebastián en una peli porno playera, ni la amalgama crema pelo ha vuelto éste año.  Y lo mas cojonudo de todo es que para un domingo que hace bueno y puedo escaparme a la playa, el teléfono rojo hace de lastre y me obliga a quedarme en mi Pamplona nublada y gris… ¡Manda huevos!

Efectivamente, ésta semana “tengo la regla”, y después de haberla tenido en sanfermín, daba mucha pereza volver a tenerla. Pero ahí vamos, con dignidad, con la cabeza bien alta, sonriendo y sin gritar demasiado no vaya a ser que me oigan a 2400 km. de distancia y el doctor 2400 me diga que he recaído en mis antiguas costumbres.

Por lo demás, la vida sigue igual… Aunque avanzando a pasos agigantados, o a golpe de pedal. Mis pequeños monstruitos de sobrinos han aprendido a andar en bici sin ruedas de esas que se ponen detrás, ¡en una tarde! Eso si, las caídas, los golpes entre ellos y los arañazos ahora forman parte de su anatomía (de grey), pero todos hemos pasado por ello. Y lo chulos que van a estar ellos con sus tatuajes pegatina de XTG producto de mi amplia gama nueva de calzoncillos con su respectivo tatoo de regalo… Éstos niños vienen muy adelantados.

Podría hablar de que España es campeona del mundo de fútbol, pero no me pega. Eso sí, salté como nadie con individuo Las Vegas y lo celebramos como los que mas. Podría hablar del beso de Iker y Sara, que eso me pega mas, pero creo que ya ha pasado el momento… Eso sí, me encantó. Podría hablar de San Fermín, aunque ya queda muy lejano y borroso, mejor… Podría hablar de… ¡Coño, pues a lo tonto ya estoy hablando! Jejeje.

Vienen fechas señaladas en el calendario. Cumpleaños, reencuentros en Teruel, quizá alguna fiesta de Bilbao o pedo en Zaragoza. Pocas vacaciones y cuando lleguen, gusanitos en la tripa otra vez y mi focus al mejor hotel del mundo. Pero eso serán otras historias que serán contadas cuando sucedan.

Hasta entonces espero encontrar la inspiración mas a menudo para no dejar colgado tanto tiempo mi renglón, que se me va a torcer  mas de la cuenta y no quiero.

 ¡Ah! Por cierto, mi romance con UN MUNDO SIN FIN, sigue adelante, para los que tenían poca fe en mi nueva andanza con la lectura. Me encanta… jejeje.

Anuncios