Enlace Pamplona – Canarias

El enlace sigue activo y no lo rompe ni dios.

Hemos pasado del capítulo uno al dos, no al epílogo. Ha habido un cambio de escenario, ahora el mar que se ve de fondo está mas al norte, mas frío y con menos sol que el que hace a 2400 km. Verde al pie de la playa, caminos, carreteras, casi rutas de ganado… Una excursión para el recuerdo. Una excursión de los tres mosqueteros, ¡y las que nos quedan por hacer!

Viendo la foto vienen recuerdos a mi cabeza. Justo llegamos a Elantxobe cuando el autobús giraba en la rotonda. Parece que supo que llegabamos. Alguien se empeño en comer anchoas a pié del mar y nos pusimos las botas. Después coche y mas coche, curva para aquí curva para allí. Un mapa en la mano, y un Tom Tom que se volvió loco diciendo “gire a la izquierda, gire a la izquierda, gire a la izquierda”.

Pero no nos perdimos, a pesar de la compañia de una resaca martilleante en la cabeza de varios individuos. Y no nos perdimos porque estabamos escribiendo renglones de nuestra historia. Esa de la que quedan tantos por escribir que tendré 60 años y seguiré así delante del ordenador hablando del capítulo mil quinientos venticuatro.

Desde su visita, mi casa es mas una casa, un hogar. El que ahora es tambien su hogar. Tengo corazones, patitos, globi. Puedo ambientar mi casa estilo zhen como diría 2400 y mirar mi osito cuando me lavo los dientes.

¡Nunca habia tenido la nevera tan llena!

 

Ahora vuelvo a estar solo, aunque mi casa respire aire canario por los cuatro costados. Porque cada rincón que mire viene una imagen de uno de los dos, revoloteando por aqui.

Una nueva familia se ha creado. Estoy orgulloso de haberlo hecho. ¿Y todo por qué? Porque quien tiene un amigo, tiene un tesoro. Yo tengo unos cuantos tesoricos que me acompañan en mi dia a dia. Ellos son los que han sufrido en sus propias carnes aquellos “tratos malos” de los que hablaba en entradas anteriores. Unos en menor medida y sin consecuencias, y otros de pleno y con consecuencias duras y difíciles. Hoy decía Individuo Las Vegas, “eres así y hay que saber llevarte”. No, no hay que saber llevarme, hay que intentar cambiar y no pagar las cosas con quien mas quiero. Y gracias a los Individuos del Sur, puedo tenerlos en una imagen a todos juntos. Mi familia, mis compañeros, mis “hermanos” como diría mi hermana.

Vendrán tiempos mejores, ahora los 2400 vuelven a separarnos. ¿Pero que es un simple número para nosotros? Después de lo llovido, nada de nada. Simplemente es una cuenta del tiempo que falta para escribir el capítulo 3.

Gracias por todo. Os quiero mucho.

El Renglón Torcido, ¿110 a. C?

Anuncios

2 comentarios sobre “Enlace Pamplona – Canarias

  1. 110.a.c? eso es el 1 de noviembre………………………..ojala……..la entrada me ha encantado,eres alguien muy especial para nosotos,estas mas presente en nuestas, mi vida que amigos que viven en esta misma isla y eso es un tesoro como bien dices ya que ahi se ven los amigos de verdad, te quiero muuuuuuuuucho.tal vez no este muy fluido en palabras hoy pero ahora mismo paso dias duros y mal animicamentepor causas familiares.ya hablare mas por aqui.besos.

  2. Que grupo tan guapo! y bueno ya sabes q yo me decanto contigo jajaja y ya vemos q tenemos cierta preferencia por las bebidas gaseosas, veo también vinos y yougurt … se nota que se lo han pasado muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s