“Para diagnosticar correctamente, los médicos cambian constantemente de perspectiva. Partimos desde el punto de vista de los pacientes. Aunque normalmente, no tienen ni idea de lo que les pasa. Vemos al paciente desde todos los ángulos posibles. Descartamos posibilidades y buscamos información, intentando averiguar qué va mal.

Nos piden segundas opiniones, esperando que veamos, algo que quizá a otros se les haya pasado.

Para el paciente, otra perspectiva puede suponer la vida o la muerte. Para el médico, enfrentarte a todos los que estaban allí antes que tu.

Tras escuchar todas las opiniones y considerar todos los puntos de vista, por fin encuentras lo que buscabas.

La verdad.

Pero con la verdad no acabas. Empiezas otra vez. Con un montón de preguntas nuevas.”

 

Anatomia de Grey, Capítulo 6º, 6ª temporada

A 10 horas…

Anuncios