“¿Y a ti como te gustan los tíos?”

(Ale, directo, así, sin pensarlo dos veces. Menos mal que la sangre un pelín alcoholizada hace que no te des mucha cuenta de lo que dices.)

“¿A mi? Pues así de altos, como yo…”

(Altura, bien, 1 punto)

“Con barbita…”

(¡Menos mal que no me afeité!)

“Pelo rapadillo…”

(Glups, con esas palabras y esa descripción, y la sonrisilla que está poniendo, juraría que me está describiendo a mi…)

(¡OH DIOS MIO! ¡SOY YO!)

Anuncios