Un bonita foto para el final del viaje.

 La playa de las Canteras de noche, después de una cena en el Clandestino.

Cena espectacular, como siempre, y un camarero igual de espectacular como es frecuente por aqui.

Vuelta a casa a descansar para coger el último vuelvo.

Y de paso, un último vistazo a esa playa que tanto he recorrido.

 Santa Cruz de Tenerife se asoma al horizonte despidiéndose. Miguel debió encender todas las luces para hacerse ver. 

Y para dejar constancia del hecho, la última foto del viaje.

¿O no?

El destino tenía un as en la manga.

Y en lugar de finalizar como empezó, con 2400 y yo en la foto, aún hay carrete para mas.

 Y la siguiente foto que hay en mi camara es ésta:

 

El volcán islandés Eyjafjalla y su nube de cenizas se ha interpuesto en mi camino de vuelta al +1hora. Sigo en la isla de Perdidos, atrapado sin poder salir y con una nube negra como Némesis haciendo que los aeropuertos se colapsen.

Ésta no es una entrada ni bonita ni lacrimógena. Es la realidad. Estaba viviendo lo que tantas veces había visto en la televisión en los aeropuertos españoles. Y ahora yo era uno de los afectados. Y sobre todo quiero decir dos cosas. Informan en televisión de que no acudamos a los aeropuertos si está el vuelo cancelado. Durante toda la mañana previa a mi vuelo, estuve conectado mediante internet a la web de Aena viendo las informaciones que salían sobre las islas canarias. Primero tres islas cerradas, luego cuatro. En ningún momento Gran Canaria salía cerrado ni con  problemas. Mirando la web de la compañia aerea que cada hora actualizaba los vuelos cancelados, el mío en ningún momento salió como cancelado. Dos horas antes de mi vuelo y como todo estaba correcto, acudí al aeropuerto. Y al entrar por la puerta, el panel anunciaba vuelos cancelados todos los que quieras y mas. ¿Y esa información por que no salía en ningún lado? ¿Por qué por teléfono todo está bien y llegas allí y te encuentras una sorpresa?  Si no quieren colapsos en aeropuertos que informen bien.

Aunque a pesar del sofocón, yo, realmente no lo pasé bien. Hablando con las personas en mi misma situación, diferentes historias. Yo gracias a 2400 tengo casa, muchos otros no, para aguantar la espera a nuestro próximo vuelo de recolocación. Hay que salir de la isla y salir volando, si la nube Némesis me deja.

Y por supuesto, gracias a las chicas de Spanair del aeropuerto de Gran Canaria, por su simpatía, su atención y su información. Si todo se dice con amabilidad y tranquilidad siempre suena mejor. Y para eso el acento canario viene muy bien.

Así que aquí continúo. Entre mis niños canarios, en el nuevo escenario, y con las misma ganas de estar aqui como al principio. Aunque con miedo de pensar si el viernes podría volver a pasar lo mismo con los aviones…

Anuncios