Hoy tocan canciones, mira tu por donde.

 Dos distintas en dos épocas diferentes.

Un mismo grupo pero con dos voces distintas.

Una triste y otra alegre.

Dos mismos sentimientos en un mismo día, y para ello se usan canciones.

Levantan el ánimo o hace que te balancees en sus notas con tu tristeza.

Hay momentos en los que solo escuchando una melodía consigues sonreir. 

Muchos momentos que omitimos, pero que al recordarlos el corazón late con mas fuerza.

Y otros muchos que nos obligamos a olvidar porque el corazón late con mas fuerza pero no por alegría sino por todo lo contrario.

Ni una es mejor ni la otra es peor.

Y no hablo de las cantantes.

Cada cuál en su lugar.

Y yo intentando encontrarlo aunque a veces me pierda.

El Renglón Torcido, 4 a.C.

 

 

Anuncios