Tres días nevando.

Dos días de hielos.

Resbalones, caídas.

Esguinces familiares.

Termometros bajo cero. ¡ – 7ºC !

Dos días de lluvia sin parar.

Hoy, niebla.

Por Dios, ¡un descanso!

Por supuesto, que bonito es todo, la nieve, la lluvia, que bien para los campos, que bien para no sequías.

¿Y un poco mas repartidico a lo largo del tiempo y no todo en 7 días?

Por la mañana sale el sol… Sí, ya, los cojones.

Anuncios