A veces realizamos viajes en el tiempo a un lugar futuro donde nos gustaría estar. De repente uno está en un coche conduciendo de camino al trabajo y escucha una canción que lo teletransporta a una situación venidera. Hoy me ha pasado como otras tantas veces. En mi coche, con mi música, con la lluvia cayendo sin parar y con un cd en el equipo del coche, rumbo a la rutina laboral .

De pronto suena una canción que has oido miles de veces, bueno, quizá no tantas por ser el disco reciente en mi discografía, pero muchísimas seguro. Y hoy la canción ha sonado de una manera especial . Y de pronto la sensación de estar en otro lugar, dentro de dos meses, con mariposas en el estomago de miedo, de emoción y de pánico por estar en un avión. Y tan pronto como estamos en ese lugar, un parpadeo, y de nuevo la lluvia sobre lo mojado del asfalto.

Son viajes al futuro, o mejor dicho, sueños de viajes al futuro. Muchas veces me pregunto si cuando realmente esté en ese instante al que me ha llevado hoy mi imaginación, recordaré el momento en el que iba conduciendo en mi coche azul. Si el día que esté en el avión cagado de miedo, mi mente viajará al momento en el que visualicé esa imagen. Seguramente, sea que no.

Con ésto, los de Perdidos te montan un capítulo de la serie serie. Son FlashForwards. Yo los tengo, los míos siempre se cumplen. Al fin y al cabo, si son buenos, no está mal. Lástima que mi memoria sea a veces demasiado frágil como para poder recordar todos y cada uno de ellos, y por lo menos poder apuntarlos. Pero el de hoy aquí queda. Y no es que sea por la memoria, sino porque inmediatamente de que sucediera, lo grabé en mi móvil para que no se me pasara por alto.

Aquí queda mi canción del viaje al futuro.  

Anuncios