Fuí/Soy Fan

 

Como buen fan, el que tuvo retuvo, y aunque pasen los años y uno ya esté mas cerca de la treintena que un suspirico, dentro de mi sigue habiendo resquicios del adolescente fanático que antaño fuí.

Mi casa está encasillada en rojo, negro y blanco. Algún resquicio se escapa del circulo vicioso en el que yo mismo me he metido, pero es complicado salirse de los tonos. Pero a partir de poco (cuando consiga agenciarme un super taladro) mis paredes van a estar adornadas por lo que hace unos doce años decoraron éstas mismas paredes.

Individuo las Vegas, allá por diciembre de 2007, tras asistir al concierto que siempre deseé asistir y nunca pude, aparecio con un super poster que me había comprado para que recordara ese día. El concierto era de Spice Girls. Después de diez años esperando el concierto, pude ir a Madrid y ver de nuevo juntas y probablemente por última vez (quien sabe), a las que en su día hicieron que empapelara mi habitación. Dentro de poco, un nuevo “cuadro” colgará de nuevo en la que en aquel entonces era mi habitación. El poster ahora está customizado, metido bajo un cristal, con la entrada de aquel día, y con los recuerdos de aquel fin de semana. Por cierto, gracias Las Vegas.

Años después y siguiendo la racha de conciertos, hice las maletas y me fuí a París a otro concierto, y ésta vez por partida doble. Madonna aterrizaba en París, e Individuo Castro y yo tambien. Ésta vez fui yo mismo el que como recuerdo de aquellas dos noches increibles y acordandome de mi pared vacía, me compré un nuevo poster de aquella gira. La cosa no quedó solo en esos dos conciertos, ya que al año siguiente, Las Vegas y un menda, nos liamos la manta a la cabeza y terminamos en Zaragoza viendo de nuevo ese mismo concierto. Tres conciertos, tres entradas y un poster que después de haber sufrido alguna modificación, pasará a formar parte de esa pared de mi cuarto rojo.

Una pared que me recuerda que he estado horas y horas haciendo colas en las puertas de estadios de futbol, plazas de toros, etc. Horas de sufrimiento hasta casi el desmayo y hacerme pis encima en el concierto de Spice Girls en Madrid debido a la mala organización en la entrada. Horas de risas y nuevas amistades en la cola de París mientras Castro volvía al hotel porque se olvidó la entrada en la habitación.

De estos dos tengo recuerdos a modo de nueva decoración. De otros como el de Christina Aguilera en Barcelona, o el de Shakira en Pamplona, solo quedan recuerdos en mi cabeza. Igual de horas esperando, y con la misma ilusión en cada uno de ellos.

Bueno, no, por supuesto muchísimo mas en Spice. Siempre seré un Spice Boy. Soy así, el que me conoce lo sabe, y creo que a estas alturas ya no cambiaré. El niño-chico-adolescente-joven-casi treintañero, sigue siendo un fan, y ahora tengo cosas en casa que lo atestiguan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s