Bistrot Catedral, tenemos nuevo bar

bistrot-rotulo

Tenemos un nuevo bar en Pamplona, Bistrot Catedral. Más opciones para una noche pamplonesa y donde más nos gusta, en tó lo viejo… Como su nombre lo dice, está frente a la catedral, aunque según he leído por ahí, es Navarrería 20. Bueno, si lo he leido será.

Es un sitio agradable, curiosa la decoración de los céspedes en la pared. Más curiosa aún los culos de botella de plástico de Coca Cola, salteados con los de Sprite o 7up. Y lo que és más curioso, la ubicación de los baños, tras esa cortina de cables justo detrás de la barra.

Ayer fuí por primera vez, por Pamplona se corre la voz de que hay un bar nuevo por la zona, y por supuesto hay que ir a cotillear a ver como és. Camareros amables, buen trato. La verdad que la música no recuerdo como era, supongo que la conversación animada que mantenía con mis contertulios hizo que no me percatara demasiado de lo que estaba sonando. Pero eso sí, estaba ni demasiado baja para parecer que está muerto el bar, ni demasiado alta para no oir a los que tienes al lado. Un volumen perfecto.

Y bueno, lo mejor, los taburetes. Parecidos a unos corchos de botella, parecen ligeros hasta que te pones a moverlos… Madre de dios. Cargar uno, ya veréis.

En definitiva, es “un nuevo escenario”. Recomendable 100% en nuestra lista de lugares a los que ir a tomar unas cervecitas.  Id a conocerlo, yo creo que os gustará.

Ah, no me pagan nada por la propaganda, ni tengo relación ninguna con el bar, jejeje.

Anuncios

7 comentarios sobre “Bistrot Catedral, tenemos nuevo bar

  1. Pues nosotros entramos al berto en cuestíón una tarde sanfermimera de esas en las que empalmas comida-cena-desayuno y… chico… será que con la luz del día cambia mucho…

    Nos pareció que el suelo estaba sin “echar” como cuando mi padre pone primero el hormigón y luego ya se verá que baldosas ponemos.

    La música era de esas música que como dice un amigo mío parece que no hay música, que llega un momento en el que piensas… coño!!! si hay música!!!. Recuerdo que era un kun-takata ku-takata rollo jausete guarro (y aburrido, que estabamos en sanfermin y eran las 7 de la tarde!!!)

    Pero lo que no nos acabó de convencer fue el rollo chik-fashion-trendy-cool de la decoración, demasiado pa’ lo que estamos acostumbrados. Y si uno llega con su camiseta con churretones de kalimotxo y sus zapatillas baratuelas de decathlon dice… eh!!! vámonos a otro!!!.

    Será cuestión de volver otro día, arreglao más acorde con el bar. Y ya te contaré. Le doy otra oportunidad…

  2. Eso, eso, intentad mover los taburetes jajajaja, da la sensación de que son peso pluma y pesan una tonelada… Llegamos ayer a la conclusión de que eran tapones de corcho gigantes, quizá las cervecillas que llevábamos nos ayudaron a ello. Lo que dio de sí el nuevo Bistrot Catedral… Y ¿qué nos íbamos a retocar estéticamente hablando? Nosotros nada ¿no?

  3. Es que no es por nada, pero a los navarros os va todo menos lo “chik-fashion-trendy-cool”. A mí me da tristeza lo que cuesta encontrar en Pamplona sitios sofisticados, modernos. Sois de un tradicional que aburre a las ovejas, chico, tanto los de un lado como los del otro (ya me entendéis). Tú mismo lo defines en la frase “demasiado para lo que estamos acostumbrados”. Viajas a otras ciudades de España y lo que está de moda son los sitios precisamente como todos los excelentes adjetivos que has usado CHIC, FASHION, TRENDY, COOL, fusión cultural, que lo mismo te comes una tempura en la barra que te tomas una capiriña en una zona de sofás. Y aquí en Pamplona, quitando EL MERCAO, LA TRASTIENDA DEL COLMADO y dos cosas más no hay prácticamente nada sofisticado. Que sosez. Todo hipertradicional y en muchos casos hasta “setentero”. Que han pasado 40 años por Dios! Y de los menús ni hablamos. Se come de maravilla en Navarra, pero qué poca variedad! Qué “cerradicos” sois por Dios, con las “cosicas” de la tierra! Hay que abrirse más al Siglo XXI, la modernidad, hay un mundo allá afuera señores !!! Esto lo pienso y muchos de los que pasamos tiempo aquí y somos de fuera (solemos comentarlo).

  4. Y me he dejado otra parte no poco importante: En Pamplona NO HAY casi restaurantes para comer o cenar con mesas al aire libre. Es otra cosa incomprensible para mí, en una región que en primavera-verano tiene un clima excelente. ¿Dónde están los restaurantes con amplias terrazas con mesas para comer al aire libre? ¿O con patios traseros con mesas al aire libre? ¿O cerca de Pamplona, con mesas al aire libre? Una cosa es que no se estile. Y otra que no haya prácticamente ninguno. Lo que refuerza el tradicionalismo de esta región. No se sale nadie del guión. No surge un emprendedor que monte un restaurante con mesas en un jardincillo, un porche bonito, no sé, algo donde a uno le dé el aire! En el cantábrico tienes a montones. En la costa sur y este española, ni te cuento. Y en el interior peninsular en muchos sitios también!
    Que conste que me gustan muchas cosas de Navarra. Pero meto el dedo en la llaga en las que NO me gustan, a nivel de restauración, bares, etc. Falta vidilla, ideas nuevas, cosas más sofisticadas. Y el motivo es que a los navarros no les gustan (no hay suficiente demanda) porque son de lo más tradicional para el comercio y el “bebercio” que te puedes echar a la cara en España. Dejamos para otro día el tema del mal servicio que dan en los pequeños comercios de Pamplona (bendito El Corte Inglés!) …

  5. Querido Vicente:
    Lo que está de moda, los sitios CHIC, FASHION, TRENDY, COOL, fusión cultural… caducan. Para mí es na suerte que la ciudad upeneísta no haya caído en el lema del todo vale si pones la boca de piñón para nombrarlo. No. es lo que es, hay lo qu ehay. Si quieres te digo que es la esencia pura, sin edulcorantes ni florituras. Una leche solidificada dulce con frutos secos y reducción de polen primaveral es una cuajada. La tuya cuesta 9 euros y la mía 2.
    Y si vosotros que sois de fuera, que estáis acostumbrados al pijerío, a la vista antes que gusto, al mercado de la gastronomía del siglo XXI, a las todopoderosas reducciones de módena no encontráis lo que buscáis… puede que sea porque éste no sea vuestro lugar.
    Si quieres chiringuitos, y terracitas para comer al (poco) sol que hace aquí ya sabes donde las tienes: Benidorm, Salou… No hay nada mejor que comerse una ensalada triste y una paella reseca al solazo de agosto. Y no me creo que en la costa cantábrica haya muchas terracitas para comer.
    Chico, es que con lo de Bendito Corte Inglés te has coronao, un centro comercial casposo y totalmente impersonal no puede ser el paradigna de la sofisticación de la que hablas…
    (Quizá sea que no has sabido encontrar y disfrutar la gastronomía de aquí, y si ese es el problema, yo me ofrezco de guía)

  6. Vamos, que tu comentario me ha recordado a aquella carta que una niñata publicaba en el periódic en la que decía que, para que Pamplona fuera una ciudad moderna, le hacía falta un Starbucks. Amos, no te jode…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s