hando

El culpable del abandono de mi blog… Mi dedo índice. Es curioso cómo nos damos cuenta cuánto usámos algo hasta que no podemos usarlo…

Jajaja. Eso podría ir con segundas.

Estoy lesionado. Mi semana santa ha dejado en mi dedo índice una inflamación como una catedral.  El resultado: para escribir estas líneas llevo muchos minutos.

Volveré con más historias, cuando por fin mi dedo edematoso sea capaz de doblarse. De momento, me quedo en manos de Amoxicilina, Clavulanico, Paracetamol y Omeprazol.

En la próxima entraga…. Santa Semana ¿Semana Santa?

Anuncios