new_cat_in_heaven_color

Estamos ante la continua duda de saber si habrá un cielo para los buenos y un infierno para los malos. Bueno, en esta afirmación me equivoco, ya que hay gente con la certeza de ésta existencia. Otros, sin embargo, nos lo cuestionamos ante las imágenes que recibimos de éste mundo en el que vivimos.

Y después de dudar y llegar a la conclusión de que realmente no lo sé, todavía me cuestiono más cosas. Es decir, si hay un cielo para nosotros, ¿lo habrá tambien para los animales? Y es más, ¿que determina si un animal ha actuado de buena fe o ha sido lo suficientemente malo como para no ascender al reino de los cielos?

San Pedro nos abre las puertas a los humanos, ¿San Quién a los demás?

Después de éstas dudas y reflexiones voy a contar el por qué de estos – mis pensamientos. Mi profesión se basa en intentar salvar vidas animales. Unas veces lo consigo, otras veces no. Graciosos animales ellos que no nos dicen lo que les duele, ni dónde les duele, ni si se han tragado una pelota, ni si  han comido veneno de ratas, ni si su hermano tenía moquillo, ni… ni… ni… Después de tantos “ni”, y después de tratar de averiguar por qué el animalito está malo, unas veces se acierta (la mayoría) y otras veces se falla (la minoría, afortunadamente).

Pregunta 1: Cuando un veterinario va al cielo,  ¿ le hacen una especie de Tribunal de guerra todos los animales que hallan podido sufrir por estos errores?

Pregunta 2: Cuando un veterinario va al cielo, ¿ le lincharán todos los animales a los que él dijo que los pinchazos no dolían, al grito unísono de “que no dolían, ahora verás” ?

Pregunta 3: Cuando un veterinario va al cielo, ¿tendrá que aguantar frases del tipo “como que la rodilla si lo que tenía era un pincho en la almohadilla”? 

Pregunta 4: Cuando un veterinario va al cielo, ¿tiene abogado defensor frente al Tribunal de guerra animal?

Y dejando a un lado las preguntas, o siguiendo con ellas… ¿Que pasa con los animales que quieren matar al veterinario que solo quiere cortarle las uñas? ¿Y que me dicen de los que se están muriendo y no se dejan ni poner suero porque lo único que quieren es matarte? ¿Todos éstos van al infierno de animales por ser malos? Esos no podrán formar parte del tribunal de guerra, ¿no? ¿Si hay cielo de animales, hay infierno tambien?

En fín, que es un sin vivir. Pensar que halla algo más en este caso a veces no es tan bueno, jajaja.

Lo único que te da ánimos para enfrentarte al Juicio final son aquellos maravillosos animales que hacen que no se te borre la sonrisa de la cara cuando los ves entrar por la puerta. Animales que entran contentos y hasta que no les acaricias no se quedan tranquilos, aún sabiendo que les tocan curas insufribles que nosotros mismos no aguantaríamos.

Pero… ¿Y el veterinario a que cielo va, al de los animales o al de los demás? Aunque para animales ya estamos nosotros…

Solo sé que si hay cielo de animales, abogado defensor tendríamos seguro

 

Anuncios